No hay duda que los dos cuadros que se enfrentaran este miércoles son muy poderosos, así que analizaremos dos partes muy importantes, el medio campo y la delantera de cada uno de los equipos en esta segunda parte, así podremos sacar una conclusión del posible ganador en esta fase eliminatoria.

Centro del campo de ambos equipos

Real Madrid utilizaba siempre a cuatro mediocampista todo esto cambio en los últimos meses de la temporada pasada, el centro del campo del Real Madrid ha vuelto a uno de tres, condicionado por el regreso de Gareth Bale y con él pudo regresar la famosa BBC [VIDEO]. Eso significa que Isco puede ir perdiendo minutos sobre el terrenos de juego y ya no tener la importancia que finalmente los definió la temporada pasada, pero en la actual temporada rara vez ha aparecido.

La pelota parece moverse con menos rapidez y sin la misma intensidad. Casemiro apoyará el centro del campo frente a Toni Kroos y Luka Modric, que han sido inconsistentes pero parecen estar volviendo a estar en forma de una manera muy lenta.

El PSG tiene a Marco Verratti y Adrien Rabiot como dos de los mejores mediocampistas del mundo, a pesar de que el italiano varias veces ha estado jugando con las reservas. Juntos, hacen un mejor medio campo, pero quedan serias dudas sobre el mediocampo defensivo, donde ha faltado fortalecerlo lo que ha significado la variación en los movimientos de Thiago Motta, Giovani Lo Celso y ahora Lassana Diarra. Ninguno de los tres es una solución ideal y podría ser un talón de Aquiles en el cuadro parisino.

El ataque de ambos equipos

Cuando el Real Madrid pone a Bale, Karim Benzema y Ronaldo [VIDEO], los tres son muy peligrosos debido a las características técnicas de cada uno, pero apenas comenzaron juntarse nuevamente y eso fue hace quince días, era la primera vez que lo hacian desde abril del año pasado.

A falta de los tres, el Madrid no solo cambió a varios jugadores, sino también la formación. Zidane, sin embargo, los ha devuelto al equipo. El talento está ahí, sin duda (aunque Benzema está bajo presión, pierde oportunidades claras y la afición le volvió a silbar durante el fin de semana); la pregunta es qué tan bien encajará todo o si los inclinará hacia un enfoque más al contraataque.

El PSG con el delantero Neymar, tiene a un jugador capaz de cambiar todo un partido por su cuenta, un talento excelente que también representa un nuevo nivel para el club. Su compañero de verano, Kylian Mbappé, es el socio ideal del brasileño, y Edinson Cavani sigue siendo una presencia tenaz, aunque a veces limitada, que lidera la línea de ataque. La buena forma reciente de Ángel Di María también podría ser la diferencia, ya que el argentino ha sido excelente desde el comienzo del año, lo que ayudara a los parisinos.