A pesar de que el club catalán ha mantenido el núcleo y la base de esté equipo, ya que llo ha mantenido durante mas de una década aproximadamente, el club ha sido remodelado por el nuevo manager Ernesto Valverde, que ha dado resultados increíbles. Valverde no solo ha podido continuar el trabajo de Luis Enrique, sino parece que lo ha mejorado, sobre todo debido a los cambios de personal y a los diferentes esquemas tácticos que han sido muy cruciales en el escuadrón, y el éxito que ha tenido hasta el momento no debe subestimarse.

En estos momentos el equipo catalán se encuentra en lo más alto de la Liga, y parece que será difícil el poderlo alcanzar, y también se encuentra en la final de la Copa del Rey y sin ninguna duda es uno de los favoritos para ganar la Liga de Campeones [VIDEO] de esta temporada, otro triplete histórico aún está en juego.

Así es como lo han hecho en otras dos ocasiones anteriores y todo apunta para que el equipo del Barcelona lo pueda lograr con este nuevo esquema de Valverde.

La vida después de Neymar

El jugador Ousmane Dembele fue contratado como el reemplazo del brasileño Neymar, pero una lesión grave en el muslo forzó un cambio temprano en el esquema táctico del equipo y todo esto cambio el rumbo del equipo catalán. No había nadie más en el equipo capaz de jugar ese papel, por lo que Valverde cambió a un esquema muy clásico de 4-4-2. Con un de los pilares en el ataque del Barcelona retirado, del temido tridente Messi-Suárez-Neymar, el desafío ha sido mayor y las oportunidades para los dos delanteros que se quedaron en el equipo ha crecido, ya que los oponentes tienen un atacante menos del que preocuparse, ya que el brasileño siempre era un jugador muy desequilibrante.

Todo parecía que el equipo de Valverde carecería de goles y de peligro en la delantera pero entre los dos delanteros, Lionel Messi y Luis Suárez tiene 37 goles esta temporada; el resto del equipo tiene 22. Han asumido la responsabilidad adicional, y el equipo ha encontrado una nueva forma de obtener lo mejor de ellos.

El cambio de estrategia

El plan de juego ha cambiado: ya no es este el tiki-taka Barcelona de la era de Pep Guardiola, ni es el equipo dirigido por el tridente MSN, el cual era el atacar con los tres delanteros y este fue el más utilizado ​​en los últimos años. Ahora el centro del campo de Barcelona se encuentra más profundo. Cedieron la posesión más que antes, el promedio del Barcelona en los juegos de liga con respecto a la posesión del balón ha sido su nivel más bajo en cualquiera de las últimas 10 temporadas, y casi nueve por ciento menos. Otro de los factores importantes del Barcelona es sin lugar alguna el argentino Messi, ya que en estos momento ha realizado mas toques con el balón que la temporada pasada lo cual es algo irónico debido a que el equipo ya no tiene tanta posesión del balón como antes, pero esto también es símbolo de la confianza que le tienen al argentino para crear juego, todo esto será un dolor de cabeza para el equipo de Conte [VIDEO] cuando los este enfrentando en la Champions League.