Cuando se le pregunto al atleta Lizzy Yarnold si los próximos #Juegos Olímpicos de Invierno del Equipo de #Gran Bretaña estabán listos para hacer añicos los récords durante la próxima quincena en Pyeongchang, respondió: “Se nota que tenemos un equipo fuerte”. Hay que recordar que Lizzy es el único medallista de oro de Gran Bretaña, y eso ocurrió en hace cuatro años en Sochi, también será el abanderado durante la ceremonia de este día viernes. "Hay una confianza y un enfoque relajados. No puedo esperar a que este sea, afortunadamente, nuestros mejores Juegos Olímpicos de Invierno" agrego Yarnold.

Las esperanzas de Gran Bretaña

Gran Bretaña solo ha tenido un éxito intermitente como país deportivo en juegos de invierno.

Cuatro medallas, conseguidas en Sochi, son tan buenas como siempre. Pero esta vez, sin embargo, la Asociación Olímpica Británica y United Kingdom UK Sport apuntan a al menos cinco medallas, y creen que pueden llegar a manejar hasta 10 medallas en estos juegos. Es un objetivo que Chelsea Warr, director de rendimiento del UK Sport, donde se describe como "muy ambicioso pero muy realista". Su mensaje para cualquier incrédulo es contundente: "Si tus objetivos no te asustan, no estás apuntando lo suficientemente alto".

Al mismo tiempo, ella reconoce que cuando se trata de deportes de invierno, el negocio de predicción de medallas puede ser particularmente confuso. Es una gran recompensa. Tiene mucho en juego. Eso es lo que lo hace tan emocionante, y muy estresante "La mejor manera de describir los Juegos Olímpicos [VIDEO] de Invierno es como un teatro de peligro.

Es de alto riesgo ", dice Warr. Mire a una de nuestras mayores promesas que es Elise Christie, quien podría ser la mejor esperanza de medalla para el equipo de Gran Bretaña en estos Juegos, dado que es la segunda favorita para el patinaje de velocidad de pista corta de 500 metros. Sin embargo, no sería un shock si ella saliera de Pyeongchang [VIDEO]con una o dos medallas, o tal vez ninguna.

Las diferentes opciones para ganar una medalla

También hay que señalar y citar que hay otras oportunidades de medallas y son: Yarnold y Laura Deas, el esquiador de slalom Dave Ryding y el esquiador de fondo Andrew Musgrave. Luego está el equipo femenino de curling, que ganó el bronce en el campeonato mundial de 2017, y es visto como una buena apuesta para el podio. Warr también señala varios adiestramientos y ayudas tecnológicas que espera que den a los atletas británicos un salto en la competencia. "Recientemente hemos instalado un airbag muy grande, el airbag más grande que cualquier nación de esquí haya visto antes, para atletas de parques y tuberías", menciona. #Lizzie Yarnold