El equipo del Napoli había tomado la delantera en el marcador, gracias a Adam Ounas, pero la terrible marcación que realizó el equipo italiano. Le permitió al equipo alemán remontar y arrebatarle una victoria, con un marcador final de 3-1, en la Europa League. En la presente campaña del Napoli en la Champions League, el actual líder de la Serie A no tuvo mucha suerte, por lo que la gran oportunidad era tener un buen papel en la Europa League, que es el segundo mejor torneo del continente europeo, para desgracias de ellos este jueves que se enfrentaron en su estadio, en San Paolo, hubo casi más fanáticos del RB Leipzig en el estadio que apoyo para el equipo local.

El primero en anotar

Fue un comienzo agresivo por parte del RB Leipzig, ya que inmediatamente empezaron a golpear con su delantero estrella, Timo Werner, donde sus poderosos remates desde una esquina fueron sofocado por el portero Pepe Reina, pero la respuesta no se esperar por parte de la escuadra italiana [VIDEO], Callejon no pudo aprovechar al máximo un error en la parte defensiva en el otro lado de su portería. Uno de los jugadores más peligrosos durante la primera parte del partido por parte de los alemanes fue Werner, varias ocasiones logro tirar desde larga distancia, casi desde 12 yardas, pero el primer equipo que logró abrir el marcador, fue el equipo del Napoli, todo fue gracias a Ounas, que anotó su primer gol con la camiseta del Napoli. La táctica por parte de los italianos fue lanzar una trampa del fuera de juego por parte de la derecha, donde generalmente corre Callejon, y colocó un tiro preciso en el ángulo interior del poste, así estuviera alejado con su pie derecho, que su pie más débil.

La gran remontada del Leipzig

El portero Reina [VIDEO] sacó varias oportunidades de gol, y empezaba a ser una pieza fundamental para el cuadro italiano, una de las ocasiones más importantes fue cuando detuvo con un pie el gra tiro a bocajarro de Poulsen al final de un prometedora jugada de su equipo, mientras que el esfuerzo hecho por Naby Keita fue desviado y solo pasó por encima de la red. Luego del gran empuje que estaba teniendo el equipo del Leipzig logró su merecido empate con un movimiento bien trabajado por parte de Poulsen, en una jugada en la cual le permitió a Werner controlar y terminar la gran jugada. El suplente Lorenzo Insigne, tuvo una gran oportunidad de recuperar la ventaja con una gran asistencia de Callejon, pero fue detenido por la gran reacción del defensor Gulasci. En cambio, los alemanes lo cambiaron todo por completo, ya que Christian Maggio mantuvo a Poulsen en el campo de juego, gracias a esta estrategia, el jugador del Leipzig Bruma, pudo realizar el segundo. Durante los intentos bastante caóticos de Napoli para nivelar el juego, Emil Forsberg pudo salir a la cancha de juego y colocar un gran pase en bandeja de plata para Werner y poder marcar el tercer gol.