El jugador del Tottenham [VIDEO] está en la mira debido a que el es un jugador que intenta engañar al árbitro. Desde que debutó en la Premier League como sustituto en el minuto 77 en contra del Manchester United el 8 de agosto de 2015, ha sido fichado por querer engañar tres veces y las cuales le han costado una tarjeta amarilla, y parece que él no está aprendiendo y muchos menos está intentando cambiar, de las tres tarjetas que tiene por intentar engañar al árbitro, dos de esas tarjetas amarillas han llegado de la presente temporada. La primera advertencia llego cuando fingió una falta en el partido contra el Manchester United, el 10 de abril de 2016, en el campo del Huddersfield el 30 de septiembre de 2017 y por último en el campo del Liverpool el pasado domingo.

La misma reputación que Luis Suarez

El jugador del Tottenham ni siquiera se molestó en protestar la tarjeta que le mostraron en el encuentro contra el Liverpool, simplemente le dio a Jon Moss, el árbitro, una amistosa palmada de reconocimiento mientras pasaba. Parecería que no hay ningún daño, Pero hay un daño hecho porque las trampas del jugador Alli ya son tan persistentes que ahora se encuentra en la misma posición que Luis Suárez en su última temporada en Inglaterra, cuando jugaba con el Liverpool. [VIDEO] Sus acciones físicas ya no son confiables. Suárez se hizo rígido en la temporada 2013-14. Hubo muchos juegos en los que fue sancionado en el área penal y en otros lugares del campo. Él recibió poca simpatía por parte de los rivales, sin embargo, porque este era un problema de su creación.

Suárez era un jugador que engañaba y los árbitros lo sabían, porque las cámaras de televisión revelan todo.

Es momento de parar el engaño

Probablemente estos problemas de engaño no eran muy común antes pero si ha habido muchos jugadores que lo han hecho desde la década de 1970, pero estos no eran expuestos regularmente, ya que no se tenía la misma tecnología, pero ahora todo es diferente, ya que los árbitros pueden ver la repetición varias veces, para estar seguros que no están siendo estafados por el jugador> Lo malo para el jugador del Tottenham es que ya adquirió la reputación de ser un estafador, incluso si el jugador Alli intentara limpiara sus actos le tomaría varías temporadas recuperar su buena reputación. Sin embargo, el engaño, es ya considerado como una ofensa, ya que enfurece a los jugadores, gerentes y seguidores, y parece que no tiene más consecuencias que perder el tiempo o disentir.