Rubio Ñu de Luque, un pequeño club en Paraguay enfrenta una reacción violenta después de la filtración de fotografías íntimas del presidente del club y uno de los jugadores del equipo. Antonio González, el director en cuestión, decidió salir y dar explicaciones para las imágenes y aunque confirmó que el futbolista [VIDEO], [VIDEO] Bernardo Gabriel Caballero, era su compañero, dijo que la filtración fue un intento de extorsión para forzar la transferencia del balón y el jugador.

Dos videos publicados en Facebook

Antonio González subió dos videos a Facebook [VIDEO] en los que explicó la situación y usó un lenguaje fuerte e insultante contra el jugador y rompió su contrato diciendo: "Un hombre es mil veces más celoso que una mujer.

No me gusta que sea Amenazándome." Dijo el entrenador en uno de sus videos.

Admitir la relación de la pareja

"Seamos sinceros", confesó en una entrevista con el diario nacional Diario Hoy, "Es alguien que ha estado conmigo en Rubio Ñú por dos años. Es una persona muy especial para mí y, en resumen, es mi socio. Tenía todos los privilegios: vehículos con los que nunca había soñado. Manejaba Mercedes Benz, Land Cruiser, Prado, Hilux ".

Fuga por extorsión

Además, Antonio González habló de que un hombre llamado Valentín es el responsable de publicar las fotografías sin su permiso. "Tuvo que abandonar el club porque lo llevaron a Mar del Plata", dijo refiriéndose al equipo que juega en el Torneo Argentino A. "Tuve que tomar esta medida para que no volviera, aquí es donde está el problema. Comencé, No estoy contando esta historia por despecho, no soy dueño de nadie.

El problema es que uno tomó el amor y el aprecio. Él era mi novio ". La filtración de las imágenes ha causado un escándalo en el país que golpea las primeras páginas de gran parte de los medios nacionales. En las redes sociales es donde los personajes públicos como jugadores y entrenadores deben cuidar de sus vidas personales y lo que se publica y se comparte. Ya que cuando entra en la web cualquier imagen ya no es privada y esta al escrutinio de cualquier extorsionador o delincuente. Es muy valiente de parte del entrenador Antonio explicar y confirmar las fotos por videos en facebook, así le haya costado su puesto en el equipo.

Pero hay que reflexionar si este tipo de comportamiento de parte del jugador, era correcto, utilizar su relación amorosa para tener privilegios dentro del equipo, y si indirectamente fue el culpable de la difusión de esas imágenes por las redes sociales. Acabando con la carrera del entrenador no por ser orientación sexual sino por los privilegios otorgados. #Deporte #Futbol #Deportes