James Rodríguez sigue siendo uno de los jugadores más hablado del momento. El creador de juego de Colombia [VIDEO]fue, curiosamente, el Real Madrid a principios de temporada, lo transfirió al Bayern Munich en un contrato de préstamo. Supuestamente, la decisión partió de Zinedine Zidane, que no contaba con el crack. Pocos entendieron esta negociación, incluyendo el real, donde incluso Cristiano Ronaldo llegó a mostrar su descontento con esa decisión. Quien agradeció esa confusión fue el Bayern, que va aprovechando al colombiano y arrasando en todas las competiciones.

Bayer está en la Champions

En el comienzo de la fase de la Champions, el Bayern es incluso uno de los equipos más fuertes y arrasó, por completo, el Besiktas, de Turquía.

El equipo bávaro demostró su superioridad para vencer el primer partido de los octavos de final, por 5 a 0. El Besiktas sufrió un enorme revés aún en el primer tiempo, cuando le expulsaron un jugador, tras la dura falta sobre Robert Lewandowski, cuando el polaco quedaría completamente aislado en la cara del gol.

Todo justo, pero claro que facilitó un poco más la tarea del Bayern, que ya era favorito. Después, los alemanes desataron la goleada, pero James hasta tuvo que salir antes del partido, por lesión. El crack viene acumulando muchos minutos, siendo uno de los imprescindibles de Jupp Heynckes. El entrenador no abdica de James, que se siente de nuevo importante, lo que no estaba sucediendo en el Real, después de tres años con muchos altos y bajos.

No quiere regresar a Madrid

El jugador guardó cariño por el equipo [VIDEO], por las personas, pero no por los mayores responsables del equipo.

Y, al parecer, ni quiere pensar en regresar a Madrid, como muchas personas estarían pidiendo. La verdad es que James está en un contrato de préstamo, de dos años, con el Bayern, que todavía tiene opción de compra al final de ese préstamo. Sin embargo, la palabra del jugador también importa en este caso, y si el Real quería recuperar al colombiano, ya para la próxima temporada, la palabra del jugador es la que iba a prevalecer. Naturalmente, el Real tendría que compensar financieramente al Bayern.

Sin embargo, el problema reside precisamente aquí: James no quiere volver a Madrid. Ahora que ha recuperado su alegría de jugar, y que está estabilizado en su nuevo equipo, en un proyecto ganador, James no quiere volver a la incertidumbre de Madrid, donde no estaba siendo feliz. En una entrevista, James dijo que su etapa en el Real Madrid ha terminado. "Es un estadio cerrado, claro que tengo buenos recuerdos de mi tiempo en Madrid, fueron tres años, pero terminó".

En Alemania, parece feliz de nuevo y el colombiano no ve razones para salir de Múnich, al menos, hasta terminar su contrato.

A menos que suceda algo nuevo, James jugará en el Bayern de Múnich la próxima temporada, y su futuro puede pasar por Alemania en los próximos años. En Madrid, a nadie le gusta esta decisión de James, pero todos entienden, ante lo que sucedió cuando estuvo en el equipo.