Después de dejar el campo abucheado en el partido que perdió el Santos el pasado domingo, en el estadio Morumbí, en un partido válido por el Campeonato Paulista, el volante chileno Valdivia dijo a la multitud de Sao Paulo que el tricolor tiene todo el derecho a abuchear al equipo ya que perdió su segundo clásico en la temporada 2018. El tricolor ya había perdido ante el Corinthians en la competición actual.

Sao Paulo tenía mas chance

"La hinchada hizo una fiesta hermosa durante el juego, nos apoyó hasta el final y, como la victoria no vino, ellos arremetieron contra el equipo. "Nuestro equipo luchó, pero los aficionados saltaron después del juego, el cual no me pareció mal", dijo el de la camiseta 21 [VIDEO] en una entrevista al final del partido.

En el clasico, el Sao Paulo tenía las mejores oportunidades, pero se detuvo en el buen desempeño del portero Vanderlei, el cual destacó defendiendo a gran nivel la portería al ser la figura del partido por todas sus grandes atajadas, en diferentes ocasiones del partido.

En el segundo tiempo, tras un fallo en la marcación, el delantero Gabigol marcó un hermoso gol desde fuera del área dando la victoria por 1-0 al equipo de Vila Belmiro.

Valdivia entró en el lugar de Marcos Guillermo durante la segunda etapa y lamentó la derrota ya que le tenía mucha fé al equipo. "Es malo perder de la forma que perdemos. "El equipo jugó muy bien, siempre atacando en busca del gol" "pero no siempre se puede ganar, a veces hay que caer para levantarse y superar, para el próximo partido, vendremos con mas fuerzas" afirmó el centrocampista antes de citar lo que el equipo todavía debe mejorar, "tenemos que ser más eficientes en el ataque, en el último pase, el Santos jugó todo regado, en busca de la pelota y el resultado fue el siguiente: "El equipo es muy bueno, y vamos a mejorar cada partido.

Ahora el foco es el miércoles, necesitamos continuar con actitud positiva [VIDEO]."

Justificación del chileno

El centrocampista también mencionó los equipos donde se desempeñó: "La presión aquí en Sao Paulo es mucho mayor que en los equipos en los que he jugado", debido a que la fanaticada es muy grande y crean mucha presión en nosotros los jugadores.

El club es muy grande, uno de los mejores de Brasil. Cuando pierde, no siempre estará en forma, hay partidos en los que habrá presión. "Ahora vamos a tratar de jugar bien y ganar los partidos restantes", ha diagnosticado el veterano jugador ex-seleccionado Chileno.