La nueva junta directiva del Santos, encabezado por el presidente José Carlos Peres, tiene como uno de sus objetivos el acercamiento de Neymar al club. Para eso, esta semana, el vicepresidente Orlando Rollo viajó a Europa con la misión, entre otras, de conversar con el jugador. Sin embargo, la tarea que se le ha asignado no parece que sea tan fácil.

¿Habrá negociaciones?

Los padres del jugador [VIDEO]se encuentran en Brasil y no hay ninguna reunión programada en Francia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Neymar también fue orientado a no tener ningún tipo de conversación con los santistas sin la presencia del padre o representantes. Con eso, a no ser que busque alguna audaz alternativa, el viaje a la capital francesa corre el riesgo de convertirse en un mero turismo.

La idea de la nueva directiva es buscar un acercamiento con el atacante y, para ello, está dispuesto a acabar con cualquier acción en la Justicia. En la gestión de Modesto Roma Júnior, el club llegó a mover una acción contra el jugador por la polémica negociación con el Barcelona en 2013.

Coincidencia o no, el jugador llegó a tener un acercamiento con el Palmeiras, y admitió que era fanatico de este equipo rival del Santos en la infancia. A menudo circula en internet una foto de Neymar, aún muy chico, con la camisa palmeirense.

Intentos de acercamiento

Ya ha empezado con el Santos haciendo algunos tributos al jugador en las redes sociales, pero han sido ignorados hasta ahora por el 10 del PSG.

En Brasil, el presidente José Carlos Peres esta semana tuvo que apagar su primer incendio en la directiva por la polémica dimisión del director ejecutivo de Fútbol Gustavo Vieira de Oliveira [VIDEO].

Para su lugar, la dirección estudia promover a William Machado, que hasta entonces viene ocupando el cargo de director de Fútbol.

Él llegó a Santos el pasado 9 de enero y trabajo sin haber sido bien evaluado por el presidente Peres. El jueves, el presidente santista habló por primera vez sobre la dimisión de Gustavo.

En una carta dirigida al periodista Juca Kfuri, que en su blog había dicho que Peres era un presidente que no preside. El mandatario no quiso aumentar aún más la polémica. Se resumió a decir que Gustavo había sido contratado para desarrollar funciones específicas dentro del club y, ante la metodología de su trabajo, el club optó por cambiar de profesional.

En cuanto al presupuesto del club, el cual Gustavo se quejó de no tener conocimiento, Peres afirmó que él todavía pasa por ajustes y que primero busca alternativas antes de salir gastando.