El entrenador Zidane está cansado de ocultar lo que está sucediendo fuera de la cancha por una de sus estrellas del Real Madrid. El entrenador ha estado encubriendo los constantes cambios de algunos de los jugadores de la estrella, pero ya no va a tolerar. Este jugador, en particular, podría quedarse con una vida complicada en el Real.

Él puede perfectamente pasar de ser un indiscutible en la cancha a ser parte directamente del banquillo. El presidente del club, Florentino Pérez, no le gustará saber, porque el crack en cuestión es uno de sus favoritos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Sin embargo, Zidane ya no esconde su insatisfacción. En un momento de la temporada, cuando todo parece ir mal, el técnico francés no va a perder el tiempo con un jugador que no está demostrando su compromiso con el equipo.

Por esta razón, se decidió a poner definitivamente fin sobre un jugado que está cometiendo muchos excesos y llevar una vida salvaje fuera del campo.

Es precisamente un jugador que muchos están señalando con el dedo tras el empate ante el Levante el pasado fin de semana en la ciudad de Valencia: Isco Alarcon.

Isco fue uno de los mejores del Real

. El crack español está cada vez más asumiendo como uno de los mejores y brilló en la selección de España y en el Real, volviéndose indiscutible en los dos equipos. Sin embargo, con el transcurso de una temporada débil, Isco fue también bajando el rendimiento.

El problema mayor no sería sólo su caída física, sino su poco compromiso con el equipo. Isco formaría parte de un grupo de jugadores del plantel que no está del lado de Zidane [VIDEO], que prefiere mantenerse agarrado al pasado.

Varios jugadores critican al entrenador por colocar a jugadores en campo que no están tan bien físicamente, pero porque tienen su nombre marcado en el fútbol, ​​como son los casos de: Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo. Para Isco y otros cracks, si no están bien, no deben jugar, en su lugar podría darle oportunidad a, Mayoral, Asensio o Ceballos. Tal vez por eso, se fue creando un mal ambiente en el vestuario. Pero eso no fue todo.

Zidane ya llegó a dejar un hueco en el banco

El problema podría tener que ver con la vida social del jugador español. El atleta, que siempre fue bien visto, parece haber cambiado mucho, desde que se separó de la madre de su hijo, Francisco, y particularmente desde que está saliendo con su actual compañera, la modelo Sara Sálamo.

Hasta ahora, Isco sería poco dada a salidas nocturnas, en Madrid. Ahora, sin embargo, las cosas son muy diferentes. Las cenas y los encuentros sociales toman cuenta de su agenda y eso podría estar afectando su rendimiento dentro del campo.

Hasta el momento, Zidane eligió a guardar silencio, ya que no le gusta mezclar las cosas, pero la paciencia del entrenador francés del Real Madrid tiene un límite y la actitud de Isco [VIDEO] podría agotarlo.

Fuentes en el vestuario del Real aseguran que, difícilmente, se va a ver a Isco en campo en algún partido importante. A partir de la reunión con el PSG, no va a actuar.