Este jueves el equipo de los Gunners dio una pobre exhibición ante el modesto Ostersunds, este juego era la antesala, antes de enfrentar al equipo líder de la Premier League el Manchester City [VIDEO], los jugadores que por lo regular no son titulares en el equipo del Arsenal, entregaron el equivalente futbolístico de olvidar como se jugaba en todas sus líneas y luego caerse del escenario como una gran pila de fichas de dómino.

Las declaraciones de Wenger

Aunque consiguieron su objetivo, ya que finalmente aseguraron su lugar en los 16avos de final de la Europa League por un marcador global de 4-2, pero, después de haber perdido 2-0 ante un club que ha estado en existencia por menos tiempo que Arsene Wenger dirigiendo en el banquillo del Arsenal.

De manera aislada, una derrota por 2-1 de esta noche, también estuvo entre los peores resultados en toda la historia del Arsenal. Los Ostersunds [VIDEO], después de todo, están debutando en competiciones europeas y solo han jugado este partido en un entrenamiento limitado debido a las condiciones climáticas que tienen en su estadio y tuvieron un largo descanso desde diciembre en la liga sueca.

Inmediatamente, el jugador de los Gunners Jack Wilshere, reconoció que el Arsenal "no estaba cerca de su mejor nivel y que no era lo suficientemente bueno", pero los jugadores no se salvaron en la evaluación realizada por el entrenador Wenger sobre todo después del pésimo primer tiempo. "Estábamos en problemas y en peligro", dijo Wenger. "Fuimos complacientes, no enfocados, abiertos cuando perdimos la pelota y sin ideas claras cuando tuvimos la pelota.

Vídeos destacados del día

Es por eso que estábamos en problemas. La gente inconscientemente piensa que tienen que aparecer para ganar, pero no funciona así”.

La increíble inasistencia al partido

La anécdota en este partido es que había numerosos asientos vacíos, y todo esto sugería que los fanáticos del Arsenal también estaban sumamente seguros de la victoria o simplemente desinteresados ​​ante la posibilidad de enfrentarse al modesto equipo del Ostersunds, los 4.500 seguidores en la sección de fuera señalaron la enormidad de este encuentro para sus oponentes. Significó que el 10 por ciento de la población de Ostersund estuvo en los Emiratos para lo que fue cómodamente el partido más glamoroso de su historia para este joven club. Creó una atmósfera inusual. El entorno podría haber sido familiar para los jugadores del Arsenal, pero la mayor parte del ruido fue para sus visitantes. La sensación de un partido fuera de casa también se vio agravada por la disposición del Arsenal de jugar en color azul con la certeza de que los únicos dos kits del Ostersunds FK, son rojo o blanco, habrían chocado con el jersey de casa.