El objetivo del jugador colombiano era erradicar toda clase de dudas, y así lo ha demostrado en los encuentros que ha disputado con la playera del Bayern Múnich, y en su actual encuentro contra el Mainz [VIDEO], ya que James Rodríguez parecía guiar la pelota con su pecho con el simple hecho de mirarla, está acción parecía una eternidad pero solo duró una fracción de segundo, antes de que el colombiano dejara bajar el balón y rematara con su poderosa y famosa pierna izquierda. Si había dudas sobre la calidad del mediocampista del Bayern Múnich, todas esas dudas fueron borradas el sábado pasado por la tarde, en el encuentro contra el equipo del Mainz.

La difíciles momentos de James

Después de varios y difíciles años en el equipo del Real Madrid, el colombiano de tan solo 26 años vuelve a estar en su mejor nivel, el nivel que sorprendió a todos en el mundial de Brasil y que lo llevo al equipo de los merengues. A principios de esta semana el entrenador del Bayern Múnich [VIDEO]dijo las siguientes palabras con respecto a su centrocampista: “Es increíble su forma actual y como se ha impulsado a sí mismo, James ha sido un regalo de Dios para nosotros”. El periódico alemán, Bild, mientras tanto, ha comenzado a reciclar un viejo apodo que Rodríguez recogió durante la Copa del Mundo de 2014. A partir de ahora, el colombiano es conocido en las páginas de deportes como King James.

Todo cambió con la llegada de Jupp

Cuando el colombiano llegó al equipo del #Bayern Munich, hubó muchas opiniones divididas, ya que se dudaba de su nivel de juego, ya que era visto como solo un suplente y alguien que solo calentaba la banca del Madrid.

Hay que recordar que bajo el mando de Carlo Ancelotti, james parecía un jugador inseguro en la cancha, y sobre todo parecía que el entrenador italiano no sabía cómo utilizarlo y eso que fue petición de él. Además el técnico italiano no hizo nada para calmar la rivalidad deportiva que existía entre James y Muller, ya que en solo dos ocasiones incluyó a ambos jugadores en su alineación titular, el futuro de James con Ancelotti era incierto.

Pero todo eso cambió cuando Jupp Heynckes tomó las riendas en octubre. El nuevo técnico resolvió varios problemas que el equipo venía arrastrando en un abrir y cerrar de ojos, y uno de ellos fue qué hacer con Muller y James. Bajó el mandó de Heynckes, el colombiano tomó un rol más adecuado en el medio campo, y así convertirlo en medio campo ofensiva, así el colombiano puede trabajar más como creador de juego, además el colombiano poco a poco se ha ganado el respeto de sus compañeros de equipo. James ha florecido bajo Heynckes, recogiendo tres goles y cinco asistencias desde octubre. #Bundesliga #james rodriguez