Con su mediocampista Blaise Matuidi fuera por tiempo indefinido debido a una lesión en el muslo, el técnico Massimiliano Allegri debe de pensar su reorganización, especialmente en el mediocampo. Desde que se unió a la Juventus, el francés [VIDEO] se ha establecido como parte fundamental del mediocampo Bianconero y complementando a su compañero Miralem Pjanic. Si bien sus habilidades técnicas han dejado un poco que desear, Matuidi ha demostrado ser un corredor dispuesto, constantemente presionando y molestando a sus oponentes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

En el primer partido de la Juve sin el ex jugador del Paris Saint-Germain [VIDEO] contra la Fiorentina, Allegri optó por una tripleta en el mediocampo formado por Sami Khedira, Pjanic y Claudio Marchisio.

En el papel, este trío debería ser la mejor opción para los gigantes italianos, sin embargo, el centro del campo parecía completamente mal y no pudo construir el juego consistentemente en el campo de juego. Para poner las cosas en perspectiva, Khedira y Marchisio completaron solo 22 y 26 pases, respectivamente. El problema de la Juventus, es que está luchando por realizar una secuencia de pases juntos para poder imponer su estilo de juego, el equipo de Fiorentina fue en gran medida. Tambien hay que reconocer que la magnífica actuación de su portero Gigi Buffon y algo de asistencia del VAR (video arbitraje), los hombres de Allegri habrían perdido puntos.

La importancia de Matuidi

La realidad es que a pesar de la inmensa habilidad técnica que tiene Marchisio y Khedira, la Juventus es un mejor equipo con uno de ellos dos en la banca, ya que ofrecen demasiado de lo mismo.

Además, la ausencia de Matuidi significa que la columna vertebral del equipo carece desesperadamente de alguien bien dotado físicamente y sobre todo la capacidad para presionar a los oponentes en las alturas. El único problema es encontrar una alternativa a Matuidi, ya que el internacional francés ofrece un conjunto de habilidades únicas en comparación con otras opciones de la Juve. Con las manos relativamente atadas, Allegri tendrá que ser un poco creativo.

Las alternativas para frenar al Tottenham

Su primera alternativa para enfrenta la cuadro de lo los Spurs, sería volver a su probado 4-2-3-1 y el campo uno de Khedira y Marchisio como doble pivote junto a Pjanic. Con los dos extremos retrocediendo, efectivamente se convierte en un 4-4-2 fuera de posesión, ofreciendo solidez y una capacidad de contragolpear al rival. La Juventus ya había tenido éxito con esta formación, llegando hasta la final de la Liga de Campeones el año pasado.Con un enfrentamiento crucial en la Liga de Campeones el martes contra el Tottenham Hotspur de Mauricio Pochettino, los Bianconeros van a tener que intensificar su defensa y medio campo o arriesgarse a convertirse en las próximas víctimas de Harry Kane.