Aunque José Mourinho podría haber esperado una victoria sobre el Chelsea en Old Trafford en febrero significaría más, el cabezazo del suplente Jesse Lingard en la segunda mitad debería darle al Manchester United menos preocupaciones sobre ganar un lugar en los cuatro primeros de la Premier League.

La victoria sobre su ex club y rival de la directiva Antonio Conte será dulce para Mourinho [VIDEO]. Hubo un apretón de manos entre los dos antes del inicio y los técnicos incluso parecían compartir una broma temprana en la zona técnica.

De poder a poder

Pero después de iniciadas las acciones, Conte fue el único que sonrió al ver que Chelsea dominaba.

Álvaro Morata, que comenzó por primera vez desde el 13 de enero, pegó el balón en el palo, mientras que el United no pudo salir de su propia mitad y tardó 27 minutos en rematar; Alexis Sánchez probablemente debería haber hecho algo mejor que dispararle dócilmente a Thibaut Courtois.

La oportunidad pareció, brevemente, como si pudiera provocar que el equipo local entrara en acción, pero cuatro minutos más tarde Chelsea se adelantó con un movimiento que comenzó en el borde de su propia área, Willian, un jugador que a Mourinho le hubiera gustado en Old Trafford, ha detenido un avance de Antonio Valencia y, después de haber hbilitado a Eden Hazard por la derecha, corrió más allá de Scott McTominay el área y después de un regate el internacional brasileño venció a David De Gea [VIDEO] el gol de los Blues.

El portero del United golpeó el suelo con frustración, mientras que Conte celebraba con su banquillo, pero la ventaja del lado visitante duró menos de 10 minutos.

Sánchez, Romelu Lukaku, Nemanja Matic y Anthony Martial estuvieron involucrados en una intrincada lucha en el borde del área penal de Chelsea antes de que Lukaku venciera a Thibaut Courtois y poner la paridad en el marcador.

Lukaku fue determinante

En la segunda mitad, Danny Drinkwater y Lukaku redoblaron esfuerzos, en el minuto 75 y justo cuando el juego parecía estar a la deriva Lukaku apareció de nuevo, esta vez como proveedor y después de esperar a que Lingard estuviera en posición cruzó el balón para Lingard que hizo el gol de la victoria. El gol fue suficiente para mover al United de nuevo al segundo lugar por encima del Liverpool y, ponerse, a seis puntos del Chelsea a falta de 10 juegos por jugar.

El gol de Lukaku contra el Chelsea fue el primero contra su antiguo club fue la anotación 22 en todas las competiciones esta temporada y parece ir creciendo día a día, algo que alegra a Mourinho que necesita a su equipo al máximo nivel.