Parece que la próxima temporada 2018-19 realmente cambiará las reglas de juego en la Serie A. No solo tienen cuatro lugares automáticos en la Liga de Campeones, también comenzarán a beneficiarse del nuevo acuerdo de derechos de televisión que cambia sustancialmente la estructura de poder entre clubes grandes y medianos.

El cambio de televisora

Un acontecimiento inesperado se produjo cuando la liga aceptó la oferta de la empresa multimedia española Mediapro por los derechos de la Serie A, [VIDEO] durante los próximos tres años. Hubo rumores de una oferta por varias semanas, y cuando llegó, resultó ser sustancialmente más alta que la de la empresa de deportes Sky Italia y Mediaset, y fue rápidamente absorbida por la liga, unánimemente votó a favor de los clubes.

Al momento de escribir esta nota, el acuerdo aún no se ha firmado (tiene que pasar por la Autoridad Antimonopolio de antemano), pero señala un cambio importante de las antiguas lealtades. Mediapro podría haber roto potencialmente el duopolio Sky / Mediaset que tiene un dominio sobre la cobertura de la Serie A desde el año 2003.

Los objetivos de la empresa española

La compañía catalana está pagando 1,050 millones de euros por temporada, el objetivo mínimo establecido por la liga, y su oferta fue de unos 220 millones de euros más alta que el esfuerzo combinado de las cadenas televisivas Sky / Mediaset. La cadena Mediaset, con todos sus problemas financieros que está pasando, rehusó elevarse por encima de los 200 millones de euros. Mientras tanto, Sky, pensando que no había otras partes interesadas por los derechos, redujo la popularidad de la liga con una oferta ridículamente baja de solo 630 millones de euros.

Vídeos destacados del día

A medida que la noticia se filtraba, Sky, como un amante abandonado, le suplicaba a la liga que no aceptara la oferta de Mediapro, considerándola 'inadmisible'. El temor de Sky es que al tomar todos los derechos exclusivos, Mediapro cree un canal dedicado de la Serie A con la única intención de transmitir los juegos. Sin embargo, parte de la ley Melangri en Italia prohíbe a cualquier emisor ganar la exclusividad de los derechos televisivos.

Una vez que Mediapro declaró que actuarían como intermediarios y no como productores de su contenido recién adquirido, Sky cambió notoriamente su tono y proclamó que estarían dispuestos a negociar. La presentación es un tema que ha afectado a la cobertura televisiva de la Serie A durante años, y al insertar las condiciones antes mencionadas en el acuerdo, Mediapro es claramente consciente de esto. Hicieron su tarea. "Creemos que las ganancias (para la Serie A en los últimos años) han disminuido, estamos aquí para revertir esta tendencia", dijo Tatxo Benet, uno de los fundadores de Mediapro. En un movimiento para darle a la liga [VIDEO] cierta paridad de competitividad en medio de la era de la Juventus dominante, la porción del pastel televisivo que se dividirá equitativamente entre los equipos aumentará al 50%, un aumento del 10% del actual acuerdo.