Una nueva definición de lo que significa ser estrella se ha mostrado el día de hoy, en el partido entre el equipo del Chelsea [VIDEO] y el Barcelona, esta definición es cuando los fanáticos del equipo contrario te empiezan a grabar con su teléfono o te capturan en fotografías y las editan mientras el juego está en marcha. Este fue el hechizo lanzado por el argentino Lionel Messi sobre algunos de los seguidores de Chelsea, por mucho que adoren Eden Hazard.

El jugador más visto en el mundo: Messi

Messi, fue quien anotó el empate para el Barcelona, ​​y sin duda es una de las figuras más magnéticas en el mundo del espectáculo: una presencia luminosa en las pantallas de alta definición en Inglaterra, donde ahora es habitual verlo en los diferentes juegos en España.

Por otra parte, para el mejor jugador del Chelsea, el desafío fue aún más difícil, porque los fanáticos querían que Hazard compitiera con el ganador de cinco veces el mejor jugador del año o ganador del Balón de Oro. El hombre del Chelsea tuvo un buen desempeño, en explosiones, y Messi fue frenado a menudo por los defensas de Antonio Conte, pero solo uno de los dos actores principales de este duelo terminó resolviendo el partido, el cual se empezaba a cerrar, y ese fue el argentino.

El difícil encuentro de Hazard

No hay duda que la multitud de Stamford Bridge ahora puede decir que estuvieron allí cuando Messi marcó contra su equipo, en el noveno intento. Como este era el encuentro número 13 entre ambos clubes, y que se han estado enfrentando desde el año 2000, Messi estaba obligado a conseguir un gol al final.

Vídeos destacados del día

En el partido de vuelta en el Camp Nou, no hay duda que el equipo del Barcelona estará cocinando algo más elaborado, contra un equipo del Chelsea que jugó con un plan ajustado y sensato. Cuando las dos grandes estrellas colisionaron, Hazard el partido ya estaba 1-0, pero Messi fue movido de su mejor posición para realizar el papel de falso nueve. El equipo del Barcelona nunca podría imaginarse reubicar a su mejor jugador, pero todo esto es por el bien común. Messi hace lo que se lo ordena hacer y está sujeto a las necesidades tácticas del equipo en cualquier momento dado, que entiende muy bien además de que ha pasado toda su carrera en Cataluña.

Pero Messi también llevaba una carga muy pesada. El Chelsea fue uno de los siete clubes [VIDEO] a los que no había podido anotar en Europa, de una lista de 37. Durante 655 minutos, la red del Chelsea no había sido superada por el astro argentino. Messi había anotado a diferentes gigantes del continente, seis tantos ante el Manchester City y derrotó a los porteros del Arsenal en nueve ocasiones. Pero con el equipo del Chelsea era una historia distinta, incluso falló un penal en una semifinal de 2012, el año en que el Chelsea llegó a ser campeón, parecería que era una maldición, pero el día de hoy cambio con ese gol, y así poder marcar su gol número 98 en la Champions League.