La siguiente jornada es algo crucial para el equipo del #Chelsea, ya que si el Tottenham toma un punto del derbi, en el norte de Londres [VIDEO] esté sábado, el equipo del Chelsea estará fuera de los lugares de la Liga de Campeones cuando se enfrenten a West Brom. Incluso si no sucede este fin de semana, sin una mejora rápida en el equipo, es simplemente una cuestión de tiempo que pierdan el lugar en la Champions. Esto le sucedió al Chelsea [VIDEO] después de su temporada previa ganadora del título, 2014-15, también. Sería un mal hábito entrar. Esto parece un problema grave para algunos clubes grandes que tienen dificultades después de ser campeones.

Los campeones no mantienen el mismo ritmo

El ejemplo está en el equipo del Manchester United que no logró la Liga de Campeones un año después de ganar el título en la última temporada que dirigió Sir Alex Ferguson; Leicester también lo hizo. Sin embargo, para ambos clubes hubo circunstancias excepcionales. En el caso del Manchester United la partida de su entrenador Ferguson tuvo un gran costo, más de lo que podría haberse imaginado; en el caso del Leicester vendió un jugador clave como lo fue N'Golo Kante y descubrió que era imposible mantener el mismo impulso de una campaña verdaderamente única. Por el momento desde la temporada 2013-2014, ningún ganador del campeonato inglés ha podido clasificarse para la Liga de Campeones en la siguiente temporada.

Los ejemplos más claros de continuidad

Los anteriores sucesos son raros ya que nunca le sucedió a Ferguson o Arsene Wenger, al Chelsea en los primeros años de su dueño, el magnate ruso Roman Abramovich o al Manchester City.

Sin embargo, si este grupo de jugadores del Chelsea no logra estar en Champions sería la segunda vez que ocurre: y eso requiere una explicación. #Antonio Conte dejó caer una fuerte insinuación después de la dolorosa derrota del día lunes en Watford. "Para jugar en un gran club debes tener personalidad, porque es fácil de jugar cuando hay confianza", dijo Conte, no es el primer entrenador del Chelsea que mira alrededor del vestuario y se pregunta qué pasó con su equipo de ganadores.

En algunas ocasiones, el Chelsea es imparable, pero el juego contra el equipo del Watford mostró las deficiencias de esta temporada, parecía el equipo que dirigía Mourinho cuando fue despedido, los directivo están checando a los jugadores por que es raro que buenos jugadores que repentinamente ya no tienen actitud ganadora, ni el apetito por la pelear un balón, que cometían errores casuales, y ahora parece que están muy lejos de ese nivel de la temporada pasada, además hay muchos jugadores que parecen estar pensando en otro lado. #Liga Premier