Desde que el traspaso del jugador Ryad Mahrez no se logró concretar, el jugador ha estado ausente del club, no se ha presentado a los entrenamientos y tampoco jugará el próximo partido contra el #Manchester City. Lo irónico de la situación es que el jugador se está cerrando las puertas a su movimiento de ensueño, la noticia de que el jugador tenga un mal comportamiento con el club, no está muy bien visto por el actual técnico de los Citizens, Pep Guardiola [VIDEO], ya que ha sido testigo de cómo ha reaccionado el jugador al hecho de no salirse con la suya en el día límite de transferencia. Mahrez no ha jugado para #Leicester desde que se perdió dos juegos por ausencia y todo indica qué se perderá un tercero, contra el Manchester City.

La mala impresión que está dejando el jugador

Jugar podría haber dado a Mahrez la oportunidad de cimentar un nuevo traspaso en el verano, cuando habrá muchas más opciones en el mercado para Guardiola. Un juego como el que tuvo el año pasado, cuando ayudó e inspiró a su equipo a una victoria de 4-2 en Leicester, o el año anterior cuando anotó uno e hizo otro en el estadio Etihad cuando el Leicester ganó 3-1, de esta forma podría haber convencido a Guardiola de que no necesita buscar más. En cambio, la ausencia de Mahérez está dejando una mala actitud y una mala impresión: la de un individuo egoísta y que solo firmó un contrato, y ahora solo quiere terminar ese contrato prematuramente y al ver que no puede, abandona su club y sus compañeros de equipo.

Es un jugador intermitente

Como era de esperarse, El mismo Guardiola se está preguntando sí esté tipo de personas vale la pena en el club, y sobre todo los 60 millones de libras.

Parece ser que su intuición del entrenador de los Citizens [VIDEO] está en lo correcto, hay que recordar que Mahrez es un buen jugador, de los mejores de la Premier League, pero tiene muchos altibajos. Fue sobresaliente para el Leicester en contra del equipo del Chelsea el mes pasado, pero se pierde en el campo algunas semanas, algunos meses o hasta algunos años. Mahrez fue brillante en la temporada en donde el Leicester ganó el título en 2015-16, luego desapareció durante gran parte de la próxima temporada cuando Claudio Ranieri fue despedido. Desde entonces, ha sido inconsistente en el mejor de los casos.

Marcó un único gol entre el 18 de marzo y el 16 de octubre del año pasado y su actual exilio, y las agitaciones muy públicas por marcharse, no harán mucho para congraciarse con posibles pretendientes. Los jugadores de élite enfrentan desafíos y decepciones también, y es de esperar que los manejen sin retirarse de la vida profesional. Guardiola necesita jugadores que puedan soportar eso y que puedan mantenerse fuertes y superar obstáculos sin necesidad de indulgencia. #Pep Guardiola