La charla del día lunes en el comité olímpico se centró más en las condiciones climáticas adversas que en los eventos del día, con vientos extremos que causaron varios choques en la final del slopestyle femenino. Mientras que el slalom (que es el esquiar en zigzag) gigante femenino se pospuso hasta el jueves, la Federación Internacional de Esquí (FIS) decidió continuar con el evento slopestyle, a pesar de los vientos que alcanzan velocidades de 72 kilómetros por hora. Hubo una serie de accidentes feo, pero el atleta Jamie Anderson no le importó las condiciones climáticas para defender la medalla de oro que ganó en Sochi hace cuatro años.

Los primeros heridos por el clima

Anderson se convirtió en la primera mujer en ganar dos títulos de snowboard en los Juegos Olímpicos.

La canadiense Laurie Blouin se llevó la medalla de plata mientras que la finlandesa Enni Rukajarvi se llevó el bronce en el mismo evento. Sin embargo, no todos tuvieron tanta suerte, como mencionas anteriormente hubo lesiones en algunas atletas como fue el caso de la alemana Silvia Mittermüller sufrió un desgarro en el menisco durante un entrenamiento después de que una ráfaga de viento la atrapó cuando estaba a punto de aterrizar. Y no estaba convencida de que fuera la decisión correcta para dejar que el evento se ejecutara.

La noticia más alentadora para la delegación de #Alemania, es sobre su #Laura Dahlmeier qué estuvo a la altura de las expectativas al pasar en la prueba de persecución de biatlón de 10 km. Después de la victoria en el sprint de 7.5 kilómetros el sábado pasado, Dahlmeier comenzó con una considerable ventaja en la persecución y no miró hacia atrás.

La joven de 24 años fue precisa, eficiente y apuntó rápidamente a sus objetivos, demostrando una gran compostura y resistencia. Fue su segunda medalla de oro en los Juegos Pyeongchang, completando el doble de persecución de velocidad, la primera medalla para una mujer en los Juegos Olímpicos [VIDEO]. Mientras que la eslovaca Anastasiya Kuzmina ganó en un frenético cierre con un increíble sprint final para vencer a Anais Bescond de Francia y poder obtener así obtener la plata.

La atleta que ya hizo historia

Dahlmeier no fue la única atleta olímpica en hacer historia este domingo, la holandesa Ireen Wüst se convirtió en la patinadora de velocidad más condecorada de todos los tiempos, después de la victoria en la prueba de patinaje a velocidad [VIDEO] de los 1500 metros femenino. Esa victoria le dio su décima medalla, después de que aseguró su novena con plata en los 3000 metros en el Día 1. Wüst superó a la veterana alemana Claudia Pechstein con sus esfuerzos y solo atletas de talla mundial como el nadador Michael Phelps y el velocista Carl Lewis han ganado más medallas de oro individuales en los Juegos Olímpicos. #Juegos Olimpicos de Invierno