7

El torneo de hockey [VIDEO] varonil en los Olímpicos en PyeongChang 2018, era el más abierto en muchas ediciones por la ausencia de jugadores de la National Hockey League. Las sorpresas en los Olímpicos en Corea, fueron muchas. En el rink en el torneo varonil, Alemania fue la cenicienta del torneo.

Alemania, la sorpresa del torneo

Canadá y Estados Unidos se quedaron en el camino. Los dos con jugadores ex NHL y jugando el ligas competitivas en Europa como la KHL (Continental Hockey League) rusa. Los rusos bajo la bandera de OAR (Olympic Athlete from Russia) eran el equipo favorito y más completo en el análisis previo. Con dos ex NHL históricos como Pavel Datsyuk, emblema de los Detroit Red Wings e Ilya Kovalchuk con más de mil partidos de experiencia en la NHL.

Pero nadie esperaba que Alemania sin mucha historia en hockey varonil en Olímpicos o campeonatos mundiales. El equipo del ex alero de NHL, Marco Sturm, ni siquiera calificó para los pasados juegos de Sochi 2014. Todos los jugadores de la liga alemana y con ex NHL como Christian Ehrhoff o el capitán centro Marcel Goc. Un equipo que jugó con gran defensa todo el torneo, aprovechando el poblar la zona neutral y generar opciones de contra en breakaway u odd man rushes.

Alemania llegó a los cuartos de final ganando sólo un juego a Noruega, pero dejó un precedente bueno al perder sólo por 1-0 contra la poderosa Suecia. En cuartos de final eliminó a Suecia 4-3 y luego en semifinales a la gran potencia mundial y ganadora de Sochi, Vancouver y Salt Lake, Canadá (que se llevó el bronce en PyeongChang).

El regreso de la máquina roja rusa

Por su parte los rusos llegaban con el coach de la Copa Mundial de 2016, Oleg Znarok. Un equipo con presencia veterana como la del gran centro Pavel Datsyuk e Ilya Kovalchuk (alero izquierdo) que tuvo buena carrera con los New Jersey Devils. Otros como Sergey Kalinin o Sergey Grigorenko con experiencia de NHL. Pero la clave fueron dos jóvenes. Kirill Kaprizov de 20 años que juega en el CSKA de Moscú en la KHL; seleccionado por el Minnesota Wild en 2015. El otro Nikita Gusev de 25 que juega con el SKA de San Petesburgo y seleccionado en 2012 por el Tampa Bay Lightning. Los dos aleros.

Rusia pudo meter el gol del empate sin portero y con 55 segundos en el reloj

El partido fue vibrante y con un primer periodo con dominio ruso. Los alemanes bien ordenados en zona neutral y atrás con defensa escalonada. Además un sistema defensivo de 2 vs 1. Pero los rusos anotaron con 0.5 quedando en el reloj. Un forecheck en el trapecio de Kaprizov y luego un pase al slot backhand de Gusev y el gol de Voinov en el slot.

En el 2do periodo, Alemania fue más ofensivo y en una escapada de Felix Schultz por el ala vino el gol del 1-1. Schultz empujó el puck con la paleta de su stick para meter el puck elevándolo del hielo para que se metiera entre la axila y brazo del portero de 2 metros, Kosechkin. Alemania hizo mucho daño con pases desde el trapecio y a los lados de la portería. Pases a la ranura y tiros francos.

En el tercer periodo, Rusia se fue arriba con un gol de Gusev con un slap desde el ala. Un tiro donde el portero Aus Den Birken no cerró bien su palo por el short side. El tiro fue a la careta y se coló a la red. Alemania con su pegada en el torneo empató de inmediato. Un buen forecheck contra la barda en el trapecio y el pase de Mauer backhand para Kahun en el slot bajo. El 3-2 fue con Muller con la defensa no bajando al slot y el alemñan con tiempo para retrasar el slip shot y meterlo al final entre las piernas del goalie.

Rusia estaba casi muerta con menos de 3 minutos. Encima de todo vino una falta de Kalinen con 2:11. Alemania tuvo el power play pero Rusia pudo empatar de manera épica sacando a su portero y atacando 5 vs 5. Kaprizov metió el puck a la ranura y lo peleó. Gusev recogió el rebote en el ala y con un backhand al poste alto. El portero otra vez no cerró bien su palo por el short side. Un milagro el gol ruso.

Gusev y Kaprizov tuvieron asistencia y gol en la anotación de oro en el tiempo extra

En el tiempo extra vino un high stick de Reimer y en power play el gol. Gusev con el cross ice pass y Kaprizov con el slap en el círculo alto de faceoff para el 4-3 y el oro. Primero desde 1992 para Rusia y 9na (para empatar con Canadá) en general con 7 como Unión Soviética.