Muchos de los jugadores que se enfrentaron en este encuentro de la Europa leagues, fueron la reservas, sin embargo jugaron muy bien al ganar por un marcador de 3-0 al Ostersunds. "Ganamos de manera cómoda", dijo Wenger, quien dejó claras sus intenciones nombrando a un equipo que incluía a Mesut Ozil por primera vez en la Europa League. La competencia ha sido ahora su ruta más probable en la Liga de Campeones, por lo que esta no era una ocasión para riesgos innecesarios, especialmente en una ciudad tan fría. Unos de los jugadores claves en este partido fue el alemán Ozil, ya que fue el responsable de anotar el tercer gol.

Solo hubo una jugada de peligro real

Solo un penal otorgado al equipo local amenazó con abandonar la tranquilidad del equipo, lo que Wenger [VIDEO]dijo que habría sido un "sabor amargo", si el equipo hubiera recibido ese gol, pero el portero del Arsenal David Ospina, capitán en la noche, salvó su portería del débil esfuerzo de Tom Pettersson.

El conjunto dirigido por Graham Potter, es un equipo muy peculiar ya que compuesto por varios jugadores rechazados, y todo esto ha desafiado tanto a la lógica como a la convención futbolística por haber llegado a esta profundidad en la competencia europea. En resumen, Potter ha convertido a su equipo en una pasión, un equipo que ni siquiera existía cuando Wenger asumió el mando de técnico del Arsenal, [VIDEO] este equipo tan modesto se ha convertido en una parte integral de una ciudad tan unida que su población ni siquiera llenaría el Emirates Stadium.

El modesto equipo del Ostersund

Nada de lo que ocurrió hoy en la competición será revertido y la paliza que recibieron de manos de las estrellas internacionales del Arsenal y los ganadores de la Copa del Mundo. Pero servirá como un control de la realidad tanto como una lección de fútbol.

"No éramos nosotros mismos", dijo Potter, de la decepcionante actuación de su equipo en el primer tiempo. "Pensamos que podíamos hacer algunas cosas tácticamente, pero no pudimos. Fue una gran ocasión para los jugadores en términos de nervios y emoción. Lo importante es poner esto en contexto. Para Ostersunds jugar en el Arsenal en los últimos 32 partidos de la Europa League, y que haya niños que miren el juego y vean estrellas de clase mundial en esta arena, es una especie de victoria para nosotros para celebrar”. Potter no estuvo en desacuerdo con las sugerencias previas al partido de que el contraste entre los dos clubes le había dado a la noche un sabor similar a una eliminatoria de tercera ronda de la copa FA. En este partido el Arsenal no tuvo ningún problema, pero el Ostersaund está feliz de haber llegado a estas instancias.