5

Los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang 2018, han dado muchas sorpresas en muchas disciplinas. En el hockey femenil, desde que se anunciaron los grupos, todos veían otra final más entre Usa y Canadá. Las todavía bicampeonas olímpicas pudieron derrotar a Estados Unidos con pegada y menos tiros en la fase de grupos. Pero por algo Estados Unidos, era el equipo más completo de todos en el torneo y con un título de Copa Mundial antes de estos Olímpicos. El último escollo, era superar a las siempre favoritas canadienses.

Las de la hoja de Maple habían quedado campeonas en Vancouver 2010 y Sochi 2014. La victoria en Rusia en los pasados Olímpicos, especialmente dolorosa para Estados Unidos al estar ganando 2-0 con menos de 3 minutos en el 3er periodo.

Canadá empató ese partido y en tiempo extra pudo arrebatarle la medalla de oro así némesis. Todos esos fantasmas rondaban en el equipo de Robb Stauber. El partido de la redención fue una ruleta de emociones, pero donde siempre quedó claro que Estados Unidos lo buscó más.

Estados Unidos lo buscó más y fue mejor en el 1er y 3er periodo

El partido siendo una final olímpica, comenzó muy trabado. El equipo de Laura Schuler tuvo muchos errores en el primer periodo con tres faltas que derivaron en 3 power play para Estados Unidos. A pesar de no anotar en los primeros dos power play, eso ayudó mucho al ritmo de las estadounidenses. El tercer power play fue esencial con un tiro de Sidney Morin que desvió Hilary Knight en una pantalla frente a la gran portero canadiense Shannon Szabados.

El 2do periodo fue para Canadá con un gol en un breakaway de Blayre Turnbull que se fue por el ala y mandó con el blade de su stick y a una mano, un gran centro al slot a Haley Irwin para vencer a Maddie Rooney.

Un gol en los dos primeros minutos del 2do periodo, mostrando la pegada canadiense típica en este tipo de torneos cortos. Luego una pérdida de puck en la salida, le costó el 2-1 a USA con Megan Agosta mandando un pase atrás, estando ella cerca del crease. El pase fue atrás a Poulin para el fácil gol. Poulin marcó su 5to gol en 3 finales olímpicas.

Con el 2-1, Canadá se tiró atrás y USA fue creciendo más y más. Brianna Decker golpeó con el codo en la cara a Hilary Knight cerca de la portería, pero no se marcó ninguna falta. Tras un falló en un breakaway de Canadá contra los portera Rooney, vino un deficiente cambio de líneas y Estados Unidos si aprovechó su oportunidad en el mano a mano con un pase largo. Lamoreaux- Morando se fue sólo y pudo vencer a Szabados con un wrist shot cerca de su guante. Al final del periodo, Canadá se salvó de otro power play de Estados Unidos.

A Canadá se le acabó el gas en el tiempo extra y cayó en espectacular serie de shootout

En el tiempo extra, Canadá sin piernas se quedó atrás y en zona neutral o propia zona.

Se le vio más deseo a Estados Unidos. La serie de penales o shoutout fue espectacular. Tras el fallo de Natalie Spooner, USA se fue arriba 1-0 con Gigi Marvin fintando con los hombros a Szabados y cayendo puso el puck en la red con la paleta de su stick. Agosta con movimiento de zig zag lejos de la portería, puso un wrister cerca del poste alto para poner a Canadá en el marcador.

Tras fallos de ambos equipos y con el 1-1, vino Melodie Daoust fintando a Rooney de ir entre las piernas, pero mantuvo su puck en el stick y el blade para luego a una mano poner el puck en la red con la portera batida de un lad y tirada por la gran finta. Un golazo de antología. Kessel empató a 2 por USA con un wrister por el lado del cuero de Szabados. Jocelyn Lamoreaux-Davidson metió el gol del triunfo en muerte súbita. Moviendo hombros y fintando del lado del blocker de la portera para jalar el puck con la paleta y definir luego con la portería abierta. Agosta falló yendo al five hole o entre las piernas de Rooney.

Desde Nagano 1998, no ganaba USA en hockey femenil. Canadá había ganado el oro en Salt Lake City 2002, Vancouver 2010 y Sochi 2014. Muchas jugadoras de este equipo de Canadá con dos medallas de Oro. Estados Unidos con 3 recientes títulos mundiales, por fin pudo ganar el oro contra su némesis. Salvo la final olímpica de Turín 2006, todas las finales en Olímpicos desde Nagano han sido entre USA y Canadá (igual en campeonatos mundiales desde 1990).