4

Por fin uno de los dos peces gordos de pitchers en la agencia libre, pudo caer en las redes de una novena de MLB ávida de pitcheo para pensar en grande en la venidera campaña 2018. Yu Darvish ya había sido vinculado en rumores en el pasado con los Cubs, pero el fin de semana por fin se concretó la firma del ex astro de los Nippon Han Fighters de Hokkaido y de los Texas Rangers [VIDEO]. Los Cubs de Theo Epstein, han sido protagonistas del mercado de agentes libres desde hace años. Jon Lester, Jason Heyward y ahora Yu Darvish. Más si consideramos que la rotación dejó huecos grandes con la partida de los veteranos Jake Arrieta y John Lackey.

El periodo de agencia libre se ha visto congelado por una negativa de los dueños de pagar los contratos que los peloteros quieren.

Una disyuntiva de oferta y demanda donde cada quien quiere jalar agua a su molino y que afortunadamente, no ha derivado en una huelga antes del Spring Training.

La rotación de los Cubbies se vuelve posiblemente la 1 o 2 de toda la Liga Nacional y posiblemente de todo el béisbol. Jon Lester puede ser el 1 de la rotación, con Darvish como 2. El joven profesor Kyle Hendricks como el 3 y luego el cafetero José Quintana que llegó a mediados del año pasado procedente de los White Sox. Tyler Chatwood, llega de Colorado, para ser el 5to en la rotación, siendo un pitcher subestimado con buenos números, especialmente en la carretera.

Darvish y su dote natural de recetar cacao, lo seguirá valorando alto en MLB

Yu Darvish tuvo una mala ERA de 3.86 el año pasado pero su índice de poder dar ponche, sigue siendo de los mejores que se han visto en la historia de las Mayores.

En su carrera de 5 años en MLB (2015 no jugó por lesión Tommy John), ha recetado 209 chocolates en 182.2 innings de trabajo.

Darvish tuvo una gran campaña 2016 tras su lesión de Tommy John. Además como es común en los rehabilitados de esa lesión, más velocidad en su recta. En 2017, Yu tuvo un bajón con récord de 10 ganados y 12 perdidos, pero acentuado en gran parte por su paso con los Dodgers. A mitad de campaña pasó a los Dodgers, pero la gente en LA lo recordará siempre por sus dos malas salidas en la Serie Mundial; una en el juego 7 que les costó la campaña.

El año pasado Darvish lanzó más de 150 innings, por primera vez desde 2013, pero el cansancio no se debió a su bajo nivel en postemporada. Fue más el telegrafiar que pitcheo iba a los bates de los Astros en el clásico de otoño. Darvish es un 4 veces All-Star y tiene ese promedio de élite de ponche de 11.04 barras de cacao en 9 entradas.

El repertorio de Darvish sigue siendo de lo mejor entre abridores

Los Cubs no tuvieron que gastar más de 200 millones en general y con 25 millones en 2018 y 2019, es un precio más que razonable por el mejor brazo disponible en la agencia libre.

Lo mejor de todo para Theo Epstein y compañía, es que no tuvieron que dar un pick compensatorio a los Dodgers.

Darvish no viene con tantos riesgos y más con sus 341 ponches y sólo 89 bases por bola desde que regresó de su lesión de Tommy John de 2015. Darvish tiene uno de los más vastos repertorios de pitcheos en todo el mundo. Una recta de cuatro costuras, más slider, sinker, curva, cúter, cambio y splitter. Su slider va a través de la zona de strike e induce a muchos elevados. Su recta cortada puede alcanzar hasta 90 millas y se hunde al llegar al plato. Su curva de 73 tiene una parábola salvaje al llegar al plato.

El único problema de Darvish [VIDEO] en 2017 y que puede haya sido sólo una anomalía, fueron los 27 HR permitidos en 31 salidas. Darvish a veces puede ser muy exquisito tratando de usar todos sus pitcheos. Su combo de recta y slider deben ser aún más sus pitcheos principales y ser todavía más agresivos con los dos. Menos pitcheos y por ende salidas más limpias sin ser exprimido en cuentas largas por los bates contrarios. Los Cubs tienen ese núcleo joven con Bryant, Rizzo, Contreras, Báez, Schwarber, Russell y otros para pensar en otra Serie Mundial.

Los Cubs tuvieron la 7ma peor marca de boletos la campaña pasada y el bullpen llegó ahogado a los playoffs con muchas lesiones en la rotación. Darvish ayudará en ambos sentidos a los Cubbies. Los Nats y Dodgers ya no tienen la rotación más profunda en el joven circuito.