No hay duda que es uno de los peores momentos para el técnico del Arsenal, Arsene Wenger, ya que su posición como técnico será revisada al final de la temporada, pero la planificación de la sucesión ya comenzó y el técnico del Mónaco, Leonardo Jardim, y el ex capitán Mikel Arteta se encuentran entre los considerados para dirigir a los Gunners.

Los números de Wenger

Wenger ha estado en 21 temporadas como técnico de los Gunners, pero la manera en que se ha desarrollados sus últimos encuentros no han dejado satisfecho a la directiva, y la derrota del domingo por un marcado de 3-0, en la Carabao Cup contra el Manchester City, junto con la falta de ser un digno contrincante para obtener el título de la Premier League, ha causado preocupación entre la jerarquía del club.

Con el Arsenal sexto en la tabla, la preservación de ese récord ahora dependerá de ganar la Europa League, que también ofrecería un camino hacia la Liga de Campeones.

Esta sería la segunda temporada consecutiva fuera de la Liga de Campeones [VIDEO], especialmente después de una serie de contrataciones que son récord para el club, pondría la posición de Wenger bajo una severa investigación y crearía presión para que abandone la mitad de su contrato que tiene por dos años. Arsenal, sin embargo, considerará todos los aspectos de la temporada y considerará todas las opciones como abiertas. Aunque el dueño mayoritario Stan Kroenke, siempre ha sido indiscutible con su respaldo a Wenger, también ha facilitado el "catalizador para el cambio" fuera del campo. El hijo de Kroenke, Josh, ha estado en Londres recientemente y está pasando un tiempo en la base administrativa del club en Highbury House, para aprender más sobre el club.

Su punto de vista es probable que sea crítico, para el futuro del actual entrenador.

Todo se decidirá al final de la temporada

Por el momento el Arsenal no tomará decisiones sobre el futuro de Wenger en un momento de la temporada donde aún hay mucho por lo que jugar, y cómo terminen la temporada influirá en gran medida en la decisión. Wenger insiste en que el Arsenal puede competir por un lugar entre los cuatro primeros, incluso si la diferencia ahora es de 10 puntos y la forma de su equipo ha sido la peor de cualquiera de los "seis grandes" clubes. Siempre ha dicho que tiene la intención de cumplir su contrato, aunque todas las partes estarán decididas a evitar una repetición de la temporada pasada, cuando la incertidumbre sobre su futuro parezca dañar las actuaciones del equipo.

Se evalúa constantemente a los posibles managers alternativos, y el trabajo de Jardim que, como Wenger, ha llevado a Mónaco al título de la liga francesa, así como a una semifinal de la Liga de Campeones, con un joven y vibrante equipo, que ha impresionado.

Su equipo eliminó al Arsenal de la Liga de Campeones hace tres años, pero tiene un contrato hasta 2020 y Mónaco estaría decidido a retenerlo. Arteta está trabajando como asistente de Pep Guardiola en el Manchester City y, aunque no tiene experiencia directiva y representaría una apuesta, es bien considerado en el Arsenal.No hay duda que existe mucha incertidumbre en el futuro del entrenador francés.