El as del Borussia Dortmund, Marco Reus [VIDEO], extendió su estadía en el Signal Iduna Park hasta el 2023, anunció el club.

El acuerdo previo del jugador de 28 años expiraba a fines de la próxima temporada [VIDEO], y una gran cantidad de grandes clubes estaban empezando a poner a prueba las aguas con respecto a su futuro. Sin embargo, los fanáticos del BVB ahora pueden descansar tranquilos después de que el equipo internacional de Alemania firme un nuevo acuerdo de cuatro años y medio, que lo mantiene en Renania del Norte-Westfalia hasta el 2023.

"Desde 2012 llevo la camiseta del Borussia", dijo Reus al sitio web oficial del club.

El jugador ha manifestado su satisfacción y ha indicado que se encuentra muy contento de haber llegado a un acuerdo con el club que ha sido su casa desde el 2012 y que siempre ha sido aficionado del equipo desde niño.

Reus se siente muy agradecido por el apoyo de los alemanes en los momentos más complicados, siempre estuvieron pendientes de las lesiones y nunca lo dejaron a la deriva, por lo que no puede darle la espalda a los que considera su familia, especialmente a los directivos que siempre le ayudaron en todo y por eso es que pretende quedarse y retirarse en el Borussia.

Reus es fiel a su equipo de toda la vida

Una de las primeras tareas de Reus después de extender su estadía en el Dortmund es salvar un lugar en los cuartos de final de la Europa League la próxima semana después de que él y su equipo cayeron por 2-1 ante el RB Salzburg en casa el jueves por la noche.

El atacante alemán ha sido pretendido por grandes equipos como el FC Barcelona, equipo con el que se le vinculó en hace un par de temporadas, mientras que el Real Madrid, el Liverpool, el Inter de Milan también estuvieron pendientes de una posible negociación con uno de los mejores jugadores alemanes de los últimos 10años y que ha tenido serios problemas con las lesiones, sin embargo ese no ha sido un motivo para que dejen de pensar en él como una alternativa para sus equipos.

Reus estuvo ausente en el mundial que se realizó en Brasil en el 2014 debido a una seria lesión que le dejó sin la posibilidad de ganar un torneo tan importante como es la Copa del Mundo.