No hay ningún ambiente de cambio en el campamento del Chievo, ninguno en absoluto. El club Verones es experto en estar en malas situaciones como esta, lo han visto todo antes. Cualquier otro club se habrían levantado en armas, intentando buscar una salida, especialmente después de haber perdido ocho y empatado dos de sus últimos diez juegos en la liga.

La actualidad del Chievo

Sin embargo la actitud del Chievo, es muy mediocre, en los partidos parece que solo se rascan la cabeza.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Durante más de una década, este equipo simplemente ha jugado a lo mismo, una y otra vez en estas últimas temporadas, con solo algunos ajustes menores. No hay duda que este tipo de clubes que salen de la serie B se encuentran limitados, y lo demuestran temporada a temporada.

Desde su regreso a la Serie A en 2008, han sido simplemente brillantes al repetir la misma mediocridad.

No hay duda que el equipo se parece a la historia del hombre poco ambicioso en el trabajo promedio que está contento, y se pregunta ¿por qué la gente le pide más? Él es feliz así. Tal vez ellos jama entenderán, porque los clubes como el Milán, que sufren tratando desesperadamente de entrar en la Liga de Campeones. Desde 2008, el equipo Verones ha "acostumbrado" a sus pocos seguidores a terminar posiciones en este orden: 16, 14, 11, 10, 12, 16, 14, noveno, 14 y ahora se encuentran en el puesto 15. Reconozcámoslo, van a sobrevivir de nuevo, pero es todo lo que hacen.

Las terribles estadísticas de sus jugadores

Al examinar también a sus máximos anotadores en este momento, también es increíble cómo se han mantenido en orden desde el año 2008: Sergio Pellissier ha marcado 14, 12, 11, 8, Cyril Thereau 8, Alberto Paloschi 15, 9, 8, Roberto Inglese 12 y hasta el momento lleva 9 anotaciones [VIDEO].

Vídeos destacados del día

Los niveles de consistencia son tremendamente eficientes y es casi como si estuviera planeado previamente. Por ejemplo, en 2015-16, cuando terminaron en noveno lugar, Paloschi solo obtuvo ocho tiros, el menor en los últimos 10 años. Sin embargo, cuando terminaron en la posición más baja, 16 en 2013-14, el mismo hombre anotó un récord en 15 goles en diez años. Sin duda, tienen una fórmula. Incluso ahora, ya que parecen terminar alrededor de la posición 15, y su delantero Inglese ya tiene 10. Lo que hace que esto sea aún más notable, es que el Chievo en general es un equipo olvidable. Esto es quizás un cumplido ya que solo defienden bien normalmente, hacen lo básico y ganen o pierdan, lo único que quieren es permanecer en primera división.

Seamos claros, esto no es una observación, ya que es una crítica, y no hay duda que si el equipo quiere hacer algo sobresaliente deberá evolucionar. Para evolucionar puede tomar solo unos instantes o miles de años. Lo increíble es que este equipo no morirá y sin embargo, parecen capaces de modificar ciertas cosas menores para permanecer en primera división.