El Real Madrid obtuvo otra victoria importante en el campeonato. Más que los tres puntos, el equipo de Zidane aseguró una dosis extra de confianza para el partido decisivo de la Champions de la próxima semana. El Real ganó, sin pasar por dificultades, y hasta vio su mayor estrella redoblando confianza. Ronaldo hizo dos goles y pasó la barrera de los 300 goles en la Liga española. Sólo un jugador había conseguido eso en la historia del campeonato español, que no es nada mas y nada menos que un tal Leo Messi, del Barcelona.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Los blancos ganaron sin dificultad por 3 a 1 ante un Getafe debilitado. En el Santiago Bernabéu, nadie esperaría muchas dificultades, pero todos saben cómo va la temporada del Real Madrid y todo es posible.

Todo bien hasta que...

El equipo ya sumó innumerables malos resultados y, por eso, el juego merecía todo el interés. Sin embargo, en la tarde de ese sábado, el Real Madrid entró bien, con Ronaldo bien inspirado, haciendo dos goles más, tras haber descansado en el juego de mitad de semana.

El Real regresó, así, a las victorias, venciendo y, sobre todo, convenciendo contra el Getafe, en el juego inmediatamente antes de la ronda de la Liga de Campeones. El equipo de Zidane dejó un mensaje fuerte al París Saint Germain [VIDEO], que seguramente observó que el equipo español está empezando a ganar un buen ritmo y más poder físico.

Sin embargo, no todo salió bien en el partido y, en Madrid, Zidane continúa bajo fuego. Al parecer, las decisiones de Zidane no agradan a todos, y Cristiano Ronaldo no ocultó su frustración con los franceses.

Esta no fue la primera vez que el liderazgo del entrenador fue contestado, pero esta vez, la bronca no habría terminado nada bien entre el equipo.

Cristiano Ronaldo , que anotó dos goles en otra buena demostración, mostró su ira después de ser intercambiado por Zidane, con diez minutos para el final. Por el momento, el Getafe estaba jugando con 10 jugadores, y el Real venció por 3 a 1. Zidane pensó en ahorrar un poco su mayor estrella, pero esa sustitución no habría gustado a todos, en el caso del crack portugués, que, a ese punto del partido, estaba en busca de hacer otro triplete [VIDEO], lo cual fracasó.

¿Por qué jugó Marcelo?

Sin embargo, lo que más habría enfurecido a Ronaldo fue la participación del brasileño Marcelo, lateral izquierdo merengue y gran estrella del equipo. La estrella portuguesa no entendía por qué Zidane no lo guardaba para el partido contra el Paris Saint Germain, en este caso debía dejar a Marcelo en el banco, que aún no está totalmente recuperado, y fue utilizado en un juego que ya no tenía mucha historia.

En realidad, Cristiano Ronaldo armó la confusión por Zidane de encontrar que él era el único que necesitaba rodar en el equipo, mientras que otros jugadores como Karim Benzema, Gareth Bale o Sergio Ramos quedaron los 90 minutos en el campo.