Juego número 200 con el Barcelona [VIDEO] para Ivan Rakitic, el jueves ante Las Palmas [VIDEO], un número que cuando llegó desde Sevilla, no creía que lo alcanzaría. Sin embargo, tres temporadas y media después, él es 'uno de los nuestros'. El centrocampista habló con SPORT antes del juego. ¿Qué estabas pensando antes de hacer tu debut contra Elche? Estaba muy emocionado, tenía una gran esperanza y un gran orgullo. Pienso en todas las palabras que hay para describir este momento... es casi imposible. Era la primera vez que me ponía la camisa, oficialmente, ahora no hay más amistosos, se trata de los puntos, vas de verdad, es un momento inolvidable y ya quería contarles a mis hijos y mis nietos.

Ahora serán 200 veces jugando

¿Has logrado todo lo que querías, o te estás perdiendo algo? Lo que tiene el Barça es la capacidad de mejorar siempre, hacer cosas en el siguiente juego mucho mejor que antes, es otra oportunidad para mostrar lo que puedes hacer y lo que debes hacer. Y las demandas sobre nosotros son enormes y quieres seguir luchando y haciendo lo que te hace feliz. No escogí un número. Lo que siempre quieres es más. Es un número impresionante. Si alguien me hubiera dicho hace poco más de tres años y medio que llegaría a 200 juegos, les hubiera dicho 'cuéntame otro'. Lo único que quiero es jugar más y que esto nunca se detiene.

¿Cuál ha sido el mejor momento?

Los más emocionales son varios. Pero uno enfrentaba a Sevilla por primera vez, aquí jugando en casa.

Y después de eso, obviamente, jugando la final de la Champions League en Berlín. Esos dos juegos. ¿Qué fue lo peor? Varios. Hemos sufrido en muchos momentos, pero los juegos contra el PSG y la Juve dolieron mucho. Ellos fueron mejores que nosotros y no lo disfrutamos en absoluto, pero ha habido momentos en la Liga que han sido difíciles y no me han gustado. Pero a veces eso te sucede a ti.

¿El jugador que te sorprendió más en el Barça?

Es difícil de decir. En general, es difícil elegir uno. Hay tanta demanda en todos. Sobre todo, llegar y saber que hay muchachos aquí que lo han ganado todo, los títulos que sueñan con ganar. Y ves cómo trabajan, peleando y yendo por todo. Y a veces lo ves y dices "wow, te detienen". Son como un imán, te llevan hasta su nivel. Y eso es algo que en otros equipos, con todo respeto, no creo que exista. ¿Recuerdas alguna ayuda especial para Messi? Recuerdo uno en La Coruña desde fuera del cuadro que Leo dirigió. Y uno de los suyos contra Granada en casa. Desea conectar ell y estos momentos permanecen con usted. ¿El oponente más duro al que te has enfrentado? Lo mejor contra nosotros fue PSG. No por el resultado sino por la forma en que jugaron. Conociendo al entrenador (Emery) sé que lo hubiera estudiado muy bien y a veces tienes que decir 'chapeau'. Ellos fueron mejores que nosotros. Luego se los devolvimos, pero esa es una historia aparte.