Teniendo en cuenta las actuaciones de esta temporada en la Liga de Campeones, muchos creían que los días oscuros y esos días alarmantes que con facilidad era vencido el equipo de la Roma en Europa eran cosa del pasado. Parecían que solo eran recuerdos borrosos de líneas de puntuación embarazosas en la historia del club; un club que se convirtió en el hazmerreír de Italia, se pensó que esas vergüenzas estaban asociadas con las eras de los ex entrenadores Luciano Spalletti y Rudi García en el club.

El pasado pesó en la Roma

Bueno, el viejo equipo de la Roma reapareció una vez más en el Metalist Stadium. Solo para recordarnos que las fragilidades mentales que se encuentran justo debajo de la superficie nunca son verdaderamente olvidadas.

Y nuevamente, parece que su historia se repite, pero en esta ocasión es al menos reversible. Gracias a la heroicidad del portero Alisson, los hombres dirigidos por el técnico Eusebio Di Francesco tienen una gran oportunidad de llegar a los cuartos de final. De la competencia más prestigiosa en el mundo a nivel de clubes. Porque después de unos primeros 45 minutos decentes en Ucrania, Roma hizo un 'Roma'. El tapón brasileño hecho por la Roma fue simplemente magnífico, lo que impidió a Marlos, Taison y Facundo Ferreyra volver a pasar una noche como en Manchester en 2007 o en Barcelona en 2015.

Había una especie de atmosfera extraña, sobre la forma en que los romaníes perdieron el control del juego, se veía como el equipo local iba hacia adelante y los diferentes fanáticos ucranianos estaban eufóricos y esperaban que su equipo continuara y ganara la partida.

Vídeos destacados del día

En el inicio de partido, todo comenzó de una manera brillantemente para la Roma, estuvo muy bien parado durante la primera mitad y tuvo varias oportunidades. Edin Dzeko desperdició una oportunidad gloriosa en el minuto 20, como tantos que ha desperdiciado recientemente en la Serie A, pero en el segundo tiempo los italianos se perdieron y no recibieron más goles gracias a su portero Allison .

Las reacciones después del gol

Hablando después del juego, Di Francesco fue muy crítico con su equipo por la forma en que reaccionaron después del gol de Ferreyra. Roma intentó solo defenderse para no recibir más daño adicional, pero lo que tenían que haber hecho es pasar a la ofensiva después de que el marcador estaba 1-1, como consecuencia esto solo llevó a aumentar la presión del Shakhtar. El segundo gol, cuando llegó a través del pie izquierdo de Fred. Por una vez, no había nada que Alisson pudiera hacer al respecto. Los gitanos tienen que cambiar de estrategia y de mentalidad antes de su próximo encuentro el 13 de marzo. Recolectaron siete puntos en la fase de grupos en casa y no han perdido un empate europeo bajo las luces del Olímpico en más de un año. Los Giallorossi necesitarán algo más que su portero Alisson para verlos avanzar a los cuartos de final por primera vez en una década.