Fue una fría tarde de domingo en Turín, cuando el equipo de la Juventus visitó al Torino para el derbi denominado en italiano della Mole.

Antes del inicio de partido, los seguidores que venían de visitantes por parte de los Bianconeros develaron una enorme pancarta, se podía ver una figura vestida con rayas blancas y negras, tricolor, pegado a su pecho, y con la leyenda que decía, "los campeones ganan, los perdedores se quejan". Todo esto sucedió en medio de los silbidos ensordecedores en el Stadio Grande Torino. [VIDEO]

Los insultos del Torino

"Puedes ganar en Italia", fue el mensaje "pero parece que no puedes ponerle las manos encima", todo esto haciendo referencia a la dificultad que tiene la Juventus por conseguir el título de la Liga de Campeones.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Aparte de los insultos por parte de los fanáticos del Torino y los chistes de Calciopoli, es la última noticia que se recuerda por parte de los fanáticos de la oposición, y con estos insultos saben que pueden vencer a la Vieja Señora, cuyo glorioso pedigrí italiano ha sido inigualable durante mucho tiempo en el escenario continental.

Domésticamente, los triunfos de la Juve lo han convertido indiscutiblemente en uno de los mejores equipos italianos de todos los tiempos: 6 Scudettos de forma consecutiva y tres Copa de Italia [VIDEO], son solo algún testimonio de eso. Pero hasta que levanten el trofeo con las orejas grandes, siempre habrá, con razón o sin ella, una gran discusión sobre sus logros, y los fanáticos lo saben.

La exigencia de los fanáticos

Es extraño, entonces, que esos mismos fanáticos escuchen constantemente al entrenador Massimiliano Allegri declarando que no pueden esperar el éxito en la competencia y sobre todo cuando da declaraciones como: "Jugamos para ganar, pero no son los favoritos", dijo el toscano después del empate contra el Tottenham Hotspur. "No puedes alcanzar la Final todos los años. El objetivo principal es el Scudetto: eso no es nada fácil.

Luego trataremos de avanzar en la Liga de Campeones”.

Por un lado, por supuesto, el entrenador tiene toda la razón. Los Bianconeros pueden tener los mayores ingresos en Italia, pero están muy por detrás de otros pesos pesados ​​de Europa. También es cierto que alcanzar dos finales en tres años es un logro extraordinario, y que no es fácil de repetir. Esto es Juventus, el club donde "ganar no es importante, es lo único que importa" y en algunos aspectos ganar la Liga de Campeones es lo único que importa ahora para los fanaticos.

Todos los fichajes del verano, desde Blaise Matuidi hasta Douglas Costa, dejaron en claro que habían llegado para ayudar al club de Turín a levantar la Liga de Campeones. Gianluigi Buffon admitió que su carrera podría no continuar, mientras no pueda levantar la orejona, mientras que la obsesión del presidente Andrea Agnelli con ese trofeo en particular es legendaria. Los intentos de Allegri de minimizar su importancia son comprensibles, pero completamente inútiles.