Tiger Woods se encuentra oficialmente de vuelta en el Golf, luego de un mes después de su tan esperado regreso al PGA Tour, aún no están claros algunos detalles como es el hecho de si tendrá que llevar sus clubes a Le Golf National en septiembre, Woods fue anunciado [VIDEO] como uno de los vice capitanes del equipo de EE.UU. para el evento bienal en los próximos días, uniéndose también a Steve Stricker y Davis Love III.

Luego de que Woods fuera elegido como capitán del equipo estadounidense por parte de Jim Furyk dijo lo siguiente: "Estoy especialmente encantado de servir una vez más como vice capitán en la Ryder Cup y le agradezco a Jim su confianza, amistad y apoyo”, hizo lo mismo hace dos años en Hazeltine cuando cumplió el mismo rol

Woods está ansioso por jugar, asi lo indico meses antes del re-lanzamiento de su carrera

Por primera vez Furyk le dió su respaldó a Woods para inyectarle furor a la 42° Ryder Cup, por su parte Woods está ansioso por jugar estas fueron sus palabras, "Mi objetivo es hacer que el equipo, se mantenga en la copa y pase lo que pase en el transcurso de esta temporada, voy a usar todos mis recursos para ayudarnos a mantenernos en la misma, estoy muy emocionado con este reto.”

Furyk, quien fue ganador de la copa en dos ocasiones como jugador dijo estas palabras "Ganar en París será un gran reto, y poder contar con Steve y Tiger juntos es realmente importante para mí y para el golf estadounidense El profundo reconocimiento que la copa les da a ambos jugadores, el concepto de equipo que tienen y su conocimiento y experiencia del torneo serán un recurso invaluable para tratar de retener la Ryder Cup."

Sera todo un reto para Tiger

En 2016 la última vez que el equipo de Estados Unidos logró la Ryder Cup fue una victoria muy dulce para el entonces capitán del equipo año Davis Love III, ya que el había estado a la cabeza en 2012 cuando logró una victoria, que se creía imposible de lograr en la Eurocopa, la cual fue conocida desde entonces como el “Milagro de Medina” , aunque este es un torneo cargado de historias y se tiene a los estadounidenses de favoritos, será un torneo difícil, ya que el equipo de Estados Unidos no ha ganado en territorio europeo desde 1963 [VIDEO].

Por su parte Woods no ha jugado en la copa desde 2012, el jugador tiene el puesto 544 del mundo, y está empatado con JJ Henry en el puesto 104 de la clasificación de los Estado Unidos, quizás por esto Furyk reconoció según sus palabras que” le encantaría hacer lo mejor para Tiger, pero que debe hacer lo mejor para el equipo”.