6

El Madrid es un hombre lobo que cuando ve la luna en noches mágicas de Champions, se transforma por completo y es voraz al destrozar a su presa. El merengue engalanado de verde ha sido letal en esta campaña. Un nuevo traje para un equipo que hace suya la Champions League.

La era de Di Stéfano fue enorme pero esta de Zidane con Ronaldo, Ramos, Isco, Modric, Marcelo, Carvajal Kroos y compañía, entrará en los libros de por si ya de oro del Madrid, como una generación histórica. Tres Orejonas en cuatro años y el primer bicampeonato en este nuevo formato de Champions League. Y ahora van por un tricampeonato que ya desafía cualquier lógica futbolística.

El Madrid en otras eras no ganaba de visita en Alemania o ahora en Turín. Esta generación, ha vencido bestias negras en la historia del madridismo en Champions. Todo de la mano de una pegada bestial que se empezó a gestar con Mourinho y que siguió con Ancelotti y Zidane.

Mr.Champions y su golazo de chilena engalanan el 3-0 del Madrid en Turín

El Madrid salió con su once de gala que ganó la final de Cardiff. Pero con el 7 que marcó doblete en la final de Cardiff. El de Madeira metió otro doblete a Buffon y la Juve, una de sus víctimas preferidas.Ronaldo ya lleva 14 goles en esta Champions y 10 partidos consecutivos marcando en Europa. Navas,

El Madrid marcó el rumbo del juego con el gol de Cristiano al minuto 3. Marcelo se enfiló al área chica y Costa, De Sciglio y otros se quedaron viendo el balón y no a su hombre.

Isco le pasó por la espalda a De Sciglio y se fue a la banda y línea de cal para centrar. Asamoah dentro del área, soltó a Cristiano [VIDEO] y se lo dejó a Chiellini quien ya tenía su marca.Cristiano y su desmarque a primer palo es imparable y con eso de punterazo metió el balón al otro lado de Buffon.

Con el 1-0 el Madrid tocó bien el cuero pero la Juve tuvo muchas opciones como un cabezazo de Chiellini sólo en el área o un tiro de Dybala en donde Ramos cerró bien la pinza. Un tiro al palo de Kroos pero la Juve era más en el partido. Higuaín falló sólo ante Navas en la más clara para los bianconeri en el primer tiempo.

El segundo tiempo fue la misma tónica con tiro libre de Dyabla desviado que casi se mete a la puerta de Navas. Pero en un pelotazo de Marcelo, vino un error de Chiellini al no saber que hacer, cuando tenía que sólo dejarla a Buffon.Cristiano robó el cuero y alargó la jugada. El Bicho pasó a Lucas que venía con marco abierto y tiro que sacó Buffon al ir por muy centrado el tiro del canterano.

En esa misma jugada, Carvajal tuvo el mérito de seguirla y centró para un gol de antología. Cristiano se elevó más de dos metros en el aire y se mandó una chilena de época para dejar parado a Buffon. Un gol que le da la vuelta al mundo. Mr.Champions arrancó aplausos del Juventus Stadium.

El Madrid luego aprovechó la roja a Dybala y una gran pared de Marcelo con Cristiano (donde también participó Isco), vino el gol del lateral brasileño de época del Madrid. Marcelo entró sólo frente a Buffon y levantó el balón para un golazo que firmaría cualquier delantero del mundo. El 3-0 deja la elimiantoria decidida.

El Bayern aprovecha desvíos y un segundo tiempo con posesión para ganar en Sevilla

El Bayern pudo aguantar un primer tiempo salvaje del Sevilla de Montella [VIDEO]. En el segundo tiempo con el 1-1 se encargó de quitarle el balón al Sevilla y aplacar las transiciones y fútbol vertical de los andaluces. Con eso encontró el 2do gol en un centro de un gran Ribery. Alcántara de palomita anotó aprovechando un desvío (al igual que en el primer tiempo con el tiro de Ribery).

El Sevilla jugó un gran primer tiempo, pero desaprovechó oportunidades claras como un penal en movimiento de Sarabia, sólo frente a Ulreich. El Sevilla fue peligroso en transiciones y con eso se animó con la posesión por momentos. En un centro al área, Bernat quiso golpear con la cabeza el balón, sin darse cuenta que Sarabia le venía por detrás. El mencionado Sarabia, le ganó poniendo el cuerpo para ahora sí rematar sólo y vencer a Ulreich. Pero el estar arriba 1-0, no puso en shock a un Bayern que empató sin merecerlo con el tiro desviado de Ribery, que se metió por el palo cercano de Soria. Montella había decidido poner a Soria en lugar de Rico en la portería. Eso le pudo haber costado la eliminatoria.