4

El Real Madrid tiene ese escudo de 12 Copas de Europa por noches como esta. A diferencia de su acérrimo rival, que se murió de nada y se dejó remontar, el equipo blanco atacó y generó oportunidades. El 3-0 de la Juventus fue con pegada y contragolpes del equipo italiano. El Madrid tuvo fuertes lagunas atrás, en especial con Marcelo contra Douglas Costa. Eso y los goles de la Juve al principio y final del primer tiempo. El Madrid no merecía tanto castigo. Encima de todo en el primer tiempo con el 1-0 en contra, se le anuló un gol válido a Isco.

El regalo de Navas a Matuidi puso el 3-0 a una Juve, que no tuvo tanto peligro en la segunda parte, fuera de un tiro de Higuaín que sacó Keylor abajo.

El Madrid tuvo llegadas, por ambas bandas como en tromba. La Juve pecó de ser fiel a su esencia. Con el 3-0 a favor, esperó la prórroga en parte por el cansancio. Al Madrid en Europa nunca le puedes dejar algún resquicio.

En un centro largo, Cristiano bajo el balón a Lucas y Benatia le comete hasta tres faltas en ese penalti. Un empujón, la rodilla en la espalda y luego el golpe de su pierna al pecho y axila. Sea en el minuto 90 o el 1, un penal es penal. Ronaldo lo cobró como el crack y mejor jugador del mundo que es. A la escuadra en un verdadero golazo de penal. Al final el Madrid fue mejor en el total de la eliminatoria. La diferencia fue la pegada de la Juve en la vuelta y su falta de contundencia en la ida. Para el Madrid fue viceversa. Pero cuando no queda nada, no hay equipo en el mundo que tire a la épica de manera más valiente que el equipo de Chamartín.

Un Ronaldo excelso mete un golazo de penal al 93 para dar el pase justo al Madrid

El Madrid salió con un 4-1-2-1-2 con Keylor, Carvajal, Varane, Vallejo (por el expulsado Ramos) y Marcelo. En la media Casemiro detrás de Modric y Kroos. Adelante Isco, detrás de Cristiano y de Bale, como novedad en lugar de Benzema. La Juve de Allegri con un 4-3-3 con Buffon, Sandro, Chiellini, Benatia y De Sciglio. En la media Matuidi y Khedira con el regreso del bosnio Pjanic por el medio. Arriba Mandzukic, Higuaín y Douglas Costa.

El partido comenzó con el gol de Mandzukic al minuto 2. Marcelo y Casemiro perdieron un balón en la salida. Douglas Costa (de su mejor juego desde que pasó del Bayern) robó el cuero y amplió a Khedira por la banda. El ex merengue y Stuttgart mandó el centro y Mandzukic remató sólo de cabeza cerrando la pinza del otro lado. La Juve tuvo sus mejores minutos de toda la eliminatoria en los primeros 10 minutos del Bernabéu. Higuaín la tuvo en otra internada por la banda y centro de Costa.

Navas paró bien achicando el espacio al Pipita.

El Madrid [VIDEO] reaccionó con una buena jugada de Modric con Cristiano. Una transición donde Bale remató atropellado; Buffon dio rebote y de tacón Bale trató de definir. Lo único que hizo el galés. Cristiano tuvo otra en un tiro dentro del área que escupió Buffon y que recogió Isco para un gol que no era fuera de lugar. El partido se volvió de ida y vuelta por momentos. Un ritmo que no le convenía al Madrid. Isco tuvo un mano a mano que sacó Buffon.

La Juve da la cara, pero sucumbe a la jerarquía del bicampeón de Europa

La Juve anotó el 2-0 en un centro de Lichtsteiner, con Mandzukic ganando el salto a Carvajal. El Madrid tuvo otra en el poste de Varane en un cabezazo. El Madrid jugó aún mejor en el segundo tiempo, con los ingresos de Asensio y Lucas Vázquez. La Juve no hizo nada hasta un centro de Costa, que atrapó bien Navas saliendo, pero que soltó para que Matuidi la metiera con la punta de su botín.

El Madrid buscó el gol de la clasificación con una Juve [VIDEO] que se cansó de dar patadas con más de 5 amonestados y un expulsado al final. Varane en una media vuelta tuvo la más clara. Al 93 vino un centro de Kroos, que bajó bien Ronaldo (el mejor del Madrid y el que más intento) y Benatia arrolló a Lucas Vazquez, que recibía sólo frente a Buffon. Un penal claro donde Benatia lo empuja con las manos, la rodilla en la espalda y la pierna a la axila y pecho. Todo esto sin tocar el balón.

Buffon perdió la cabeza y se fue expulsado al reclamar. Cristiano cobró el penal como el crack que es a la escuadra. No hubo más. El Madrid es o parece inmortal. Sobrevivió a la espada de Damocles, que representó la Juve. Por algo es el más ganador de la Champions League.