Sorpresas, sorpresas, da la vida. Muchos pensábamos que la remontada era mucho más posible en el campo del City en Manchester [VIDEO], que en el Olímpico en la capital italiana. En Roma, el Barça fue ese mismo equipo espeso y que dejaba dudas desde que inició el 2018. La Roma con el joven checo Schick y Dzeko pivoteando, armaron el fútbol vertical necesario para que los de De Silvestri dieran el batacazo.

Dzeko, De Rossi y Manolas serán nombres que recordarán los culés, en todo lo que resta de su historia en la Champions.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

El Barça no sólo hizo un ridículo enorme, sino que ahora difícilmente servirá de algo su doblete. Allison ni siquiera tuvo que ser figura. Simplemente un equipo bien colocado y que metió la pierna para doblegar al medio campo del Barcelona.

El Barça se va al carrer (a la calle en catalán) y eliminado en 4 de los últimos 5 años, en cuartos de Champions. La Roma con su primera semifinal en el nuevo formato de Champions y con mucho que ganar y nada que perder pensando en llegar a Kiev.

Con un enorme Dzeko, la Roma forja su imperio sobre un triste Barcelona

La Roma alineó con un 3-5-2. Allison en la portería sumado a Fazio, Manolas y Juan Jesús. Una media de 5 que fue un muro romano. Florenzi, Strootman, De Rossi, Nainggolan y Kolarov. Arriba Schick y Dzeko. El Barcelona con un 4-4-2 con Ter Stegen, Umtiti, Piqué con Semedo y Alba como laterales. La media con un Busquets lesionado pero infiltrado junto a Rakitic. A los costados en la media Iniesta y Sergi Roberto. Arriba Suárez y Messi.

La única clara del Barcelona hasta el minuto 82 fue una descolgada y tiro de Sergi Roberto.

La Roma avisó con una internada de Kolarov por la banda, donde Semedo lo empujó para un penal, que pudo haber sido marcado. Al minuto 5, Dzeko amplió una jugada pegado a la banda. De allí cerca de la media se movió sigilosamente, hasta el pase desde la bomba central. Dzeko le ganó a Piqué y a un Umtiti, que arrancó tarde de manera clamorosa. Dzeko apenas la tocó, para vencer una mala salida de Ter Stegen.

Messi tuvo dos tiros libres sin peligro pero un Barça, sin volumen de juego. La Roma avisó con un tiro de esquina y un cabezazo del joven delantero checo, Schick. Tanto él como Dzeko hicieron lo que quisieron pivotenado fuera del área para bajar pelotas largas y que de allí la Roma creara sus jugadas. Los dos delanteros con esas cualidades físicas para hacer esa función, pero con más colmillo y velocidad del crack bosnio.

Al minuto 25, Dzeko fue por la banda y mando un centro que le cayó a Kolarov, que se sumó ala taque. Kolarov disparó, pero Piqué barrió bien para evitar el 2-0. Al 28, Fazio le puso un gran centro a un Schick que estaba sólo y que mando fuera su remate franco de cabeza.

La Roma fincaba sus ataques bien parada en la media y siendo vertical y con transiciones furiosas. Nainggolan mando un tiro mordido fuera del área chica, pero Schick fue a pelearla para que Piqué no le dejará rematar al barrerse, igual que el juvenil de la selección de República Checa.

Al minuto 36, Ter Stegen sacó un cabezazo de Dzeko. Empezando el segundo tiempo, Florenzi fue pernicioso al ir por la banda y mandar centros rasos al área chica culé. Al 56 un balonazo a Dzeko fue otra vez dominado por el bosnio y Piqué lo jaló del brazo. El 2-0 ya era categórico con el penal de De Rossi. Al 68, De Rossi [VIDEO] avisó por un lado de cabeza. Al 78, Florenzi mando un centro que cruzo al área, para que el recién entrado El-Sharaawy alargara la pierna y Ter Stegen tapara el cuero a su primer palo. Al 80 vino el gol del griego central Manolas, que se le anticipó de gran manera a Semedo a primer palo. El cabezazo pasó a un lado de Ter Stegen, en su palo más lejano. El triunfo deja a un Barcelona ridiculizado.

Salah resuelve la eliminatoria vs el City y mete al Liverpool de Klopp a semis

El City se puso arriba con un gol de Gabriel Jesus a centro de Sterling. Un balón perdido de Van Djik en la salida. Los de Pep fueron mejores y tuvieron un tiro de Bernardo Silva más, una posible mano de Milner a tiro del mismo portugués. El Liverpool aguantó y en el segundo tiempo en un contragolpe Mané recibió un pase filtrado de Salah. El senegalés adelantó bien el balón para ganarle al lento Laporte. En el rebote con el portero Ederson, Salah definió suave para el 1-1. El 2-1 final dejó un 5-1 global. El Liverpool sufrió en el primer tiempo, pero avanzó con la pegada con las 3 gacelas de arriba: Salah, Firminho y Mané.