Los Toronto Blue Jays han arrancado de gran manera la campaña a pesar de muchas lesiones de jugadores clave. La importancia fue la gestión de la gerencia del nuevo manager Ross Atkins. El equipo que había llegado a dos series de campeonato de la Liga Americana de manera consecutiva, se quedó fuera de los playoffs el año pasado. Ya sin la gestión de Alex Anthopoulos, el equipo recurrió a un plan de emergencia por si otra vez resultaban lesionadas estrellas como Josh Donaldson o Troy Tulowitzki.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Ese plan les ha mantenido cerca en los standings de los Red Sox en la siempre complicada división Este de la Americana.

Los Blue Jays han iniciado bien la campaña con el aporte de sus suplentes

Toronto ya sabía bien de las lesiones recurrentes de Tulowitzki y Donaldson y por eso se blindó con jugadores de buen nivel dejados libres por otras organizaciones.

Los elegidos, fueron el utility venezolano Yangervis Solarte en la antesala. En las paradas cortas, el cubano Aledmys Díaz que deslumbrara en 2016 con los Cardinals, tuvo un mal 2017 pero fue una buena opción tanto por cuero como bate para suplir a Tulowitzki. Solarte ya tiene 5 HR y 10 remolcadas en la campaña.

Inclusive en la segunda base donde tienen al prometedor, pero proclive a lesiones Devon Travis, tienen ahora al cubano Lourdes Gurriel Jr. Inclusive en los jardines, contrataron al veterano Curtis Granderson para tener esa cuota de poder que dejó José Bautista con su partida. Si bien Edwin Encarnación no jugaba en los jardines, su parte de poder la trataron de suplir con el ex gran prospecto de los Cards, Randal Grichuk. A pesar de un pobre promedio, tiene 2 HR y 5 empujadas.

Otra opción en los jardines, ha sido Teoscar Hernández que era un suplente en los Astros.

Un hombre que tiene guante comprobado y que su bate ha hablado en lo va de temporada con 27 turnos al bate y promedio de .370 con 2 HR y 9 empujadas. El que es el slugger cara de la franquicia, es ahora el ex Mariner, Justin Smoak. Además de él está el bate de Kendrys Morales que llegó al equipo en 2017. El catcher Luke Maile ha aprovechado su oportunidad con 25 turnos al bate y un robusto .480 de promedio.

Los Blue Jays además tienen un buen bullpen con Osuna como cerrador con 6 salvamentos y sin botar tantos como la campaña pasada. También tienen cuerpo de brazos confiables como los de Ryan Tepera o Joe Biagini. Los Jays están con récord de 13-7 en la campaña y segundos en el Este del joven circuito.

Arrieta y Berríos tienen aperturas estelares

Jake Arrieta tuvo una gran apertura en su primera victoria con los Phillies [VIDEO]. Jake tiró 7 entradas con 10 barras de cacao. Snake lanzó pelota de sólo 1 hit y dio dos pasaportes. Gran parte de su gran apertura fue el poder hacer correr su sinker hacia abajo y afuera.

Además de poder poner mandar la bola baja con ese paso hacia adelante con una de sus piernas, al terminar su mecánica. La diferencia siempre ha estado en ese movimiento tardío de su sinker. Ya fuera a la esquina inferior externa contra zurdos o adentro y arriba contra diestros, fue el pitcheo principal de Jake como en muchas otras aperturas de su carrera con los Cubs.

José Berríos tuvo otra gran apertura en la campaña, pero ahora fue en su natal Puerto Rico en el estadio Hiram Bithorn. El joven del gran slider, lanzó 7 entradas con 5 ponches y retirando a los últimos 16. Ya fuera el slider para rolas o para dar cacao, Berríos es casi invencible cuando se pone en ventaja en la cuenta. Incluso puede elevar la recta también si es que eres bateador y esperas ese slider endemoniado.

Lowrie y Báez lideran sus respectivas ligas en cuanto a remolcadas

El camarero de los Athletics, Jed Lowrie, ha sorprendido al ser líder en remolcadas y promedio en las Mayores. Lowrie se fue de Boston [VIDEO] a los Athletics para ser un leadoff o segundo bate. En esta campaña, Bob Melvin lo ha puesto detrás del mejor slugger del equipo que es Khris Davis (cleanup).

Por su parte, Javier Báez ha sido el Cub más consistente en ofensiva. El mago boricua de las paradas cortas, se ha especializado en tener extra bases. Báez tiene 6 HR y 20 remolcadas pero con 4 dobletes y 3 triples. Esa agresividad en el palto con su swing largo, la ha reflejado mejor en buscar los canales y correr de gran manera las bases.