4

Los Boston Bruins no son un mejor equipo que los Toronto Maple Leafs, pero en playoff a veces necesitas ese extra de colmillo y ser físico para ganar una serie tan pareja. La mejor serie de primera ronda, fue de una velocidad de otro planeta. Los Bruins [VIDEO]tuvieron un poco más de colmillo y fueron un poco más físicos. Esa fue la pequeña diferencia en una serie tan apretada. Al final un rush de Jake DeBrusk por el ala, fue el gol que le dio el triunfo a los Bruins.

Los Leafs y Bruins regalaron un juego 7 épico

El portero es la posición más importante en el hockey y los Leafs perdieron el juego 7 por la pésima actuación de Frederik Andersen.

Tuuka Raask tampoco tuvo un buen desempeño bajo los pipes por los Bruins, pero cometió menos errores. El defensa Jake Gardiner tuvo un partido espantoso pero comenzó bien al recibir un tripping. Los Leafs se fueron arriba 1-0 con el slao shot de Gardiner y el desvío del veterano ex Shark, Patrick Marleau. Marleau se colocó bien frente a Rask y además desvió el puck.

Los Bruins aprovecharon un delay of game de Reilly y con eso vino el empate a 1 en el power play. En los últimos 20 segundos del power play, David Krejci mandó un pase backhand desde el círculo alto de faceoff. Eso dejó sólo a DeBrusk para un buen snap shot raso al hielo y que David Pastrnak pudo desviar a centímetros de la portería.

Los Leafs se fueron arriba 2-1 con una pérdida de puck de Boston en su zona. Tras rebotes en el slot, Mitch Marner pudo pasar a Marleau en el círculo alto de faceoff para un snap shot cerca de la cruceta.

Los Bruins fueron mejores y encontraron el empate en una gran jugada de Riley Nash. En el trapecio, pudo generar un turnover y con eso un pase backhand a Krejci en el slot. Andersen pudo parar el tiro pero Heinen estuvo atento en el slot alto para rematar de una con un buen snap shot.

El primer periodo electrizante (7 oportunidades de anotar para ambos) terminó con la ventaja 3-2 para Boston. Patrice Bergeron (que ha sido clave en los faceoff), encontró el puck tras que éste rebotara en la barda. Una máxima del hockey es siempre atacar la red y el rebote favoreció a Bergeron para que sólo la empujara junto al crease. Dermott empató el juego a 3 al comienzo del 2do periodo. Un tiro que bloqueó Pastrnak desde la blue line; el atacante de Toronto perseveró y se quita su marca para un buen wrist shot al lado lejano de Raask que tenía una pantalla enfrente.

Krug tuvo una clara para los Bruins con un tiro desde el slot, pero Andersen hizo una de sus mejores paradas.Boston jugó mejor con el partido empatado a 3 y tuvo otro power play.

Pero Toronto es un equipo veloz y que está como pez en el agua en los breakaway. Kaspari Kapanen se escapó y pudo definir frente a Raask con un buen backhand. Kapanen le mostró el puck a Raask pero lo jaló con el blade su stick. Posteriormente pudo meter el backhand con una mano y sin equilibrio; Raask incluso hizo la mariposa pero el biscuit pasó a lado de uno de sus pads. Un error grave de Brad Marchand al dejar escapar a Kapanen.

DeBrusk venció en un breakaway a Andersen por el five hole y esa fue la diferencia

El tercer periodo fue completamente para los Bruins. Bergeron ganó un faceoff en el círculo derecho de faceoff de la zona de Toronto [VIDEO] y de allí ampliaron la jugada para un one timer de Krug desde la blue line. Andersen no pudo reaccionar a un tiro raso que le pasó a lado y sin ninguna pantalla enfrente.

El problema de Toronto fue que ganando 3-2 en el 2do periodo, se dedicó mucho a defender al tirar pucks a la zona neutral; tanto que se les olvida tirar. Los de Mike Babcock llegaron al tercer periodo con hasta 9 minutos sin un tiro. Nunca pudieron recuperar su ritmo una vez que Boston les empató y rebasó en el marcador. DeBrusk se escapó por el ala y con una mano definió debajo de Andersen. Un gol que no debió admitir el goalie de los Maple Leafs. Gardiner que se equivocó de todas en defensa, le dio mucho espacio a DeBrusk yendo hacia atrás. Cuando Gardiner se quiso recuperar DeBrusk lo superó con su velocidad.

El 6-4 fue un buen forecheck de Bergeron en el trapecio y un pase al slot bajo para el gol de Pastrnak (de partido flojo y fallando muchas oportunidades). Otra vez Gardiner perdió el puck detrás de su portería y eso resolvió el partido (7-4 final).