4

Los dos finalistas del año pasado, que compitieron por la Stanley Cup, ya por fin acabaron sus respectivas series de primera ronda. Los Nashville Predators y Pittsburgh Penguins, sufrieron algunas derrotas, pero pudieron eliminar a Avs y Flyers en 6 partidos respectivamente. Si bien mucha gente cree que los Preds son los favoritos en la Conferencia Oeste, en el Este los bicampeones Penguins [VIDEO] no son favoritos este año sobre equipos como Tampa Bay o los Bruins. Aún así no sería raro ver una revancha entre ambos por la Stanley Cup.

Nashville aplaca rápido a Colorado y termina goleando 5-0 para acabar la serie

Los Preds sufrieron una dolorosa derrota en casa con dos goles en el último periodo, para que la serie se trasladara a Colorado.

El gol de Andrighetto [VIDEO] en el juego 5 en el 2 vs 1, abría la posibilidad de que hubiera un juego 7. Pero Nashville jugó como el equipo que ganó el President Trophy y mandó un mensaje a toda la NHL con un inmaculado primer periodo.

Nashville tuvo un gran forecheck y eso ayudó a que cayera el primer gol. Ellis en el ala derecha, recuperó el puck y permitió que Colton Sissons ampliara la jugara al hacer circular el puck a manera de paraguas. El defensa Mattias Ekholm, mandó un buen slap shot que venció al veterano portero Hammond. Watson hizo una gran pantalla a Hammond, para que el tiro de Ekholm desde el círculo alto de faceoff, pudiera entrar sin problemas.

El segundo gol fue producto de una gran jugada de Nick Bonino en el trapecio. El ex Penguin, mandó un gran pase backhand junto al trapecio.

Dos defensas de Colorado se fueron con él, mientras los dos restantes se quedaron estáticos sin ir al crease para detener a Colton Sissons. Sissons se quitó al portero y mando su tiro al poste, para que Watson metiera el 2-0 apenas empujando el biscuit. Comenzando el 2do periodo, vino el gol por el ala de Filip Forsberg. El sueco alero hizo lo que quiso en la serie con esos rush desde el ala. El 3-0 mató el partido.

El 4-0 fue un wrist shot de Bonino desde el slot alto. Hammond dejó escapar el puck entre su brazo y axila. El portero veterano de Colorado, no pudo tener una gran actuación como en el partido 5. El gol de Arvidsson fue el 5-0. Una gran jugada individual donde agarró y bajó el puck del aire para meterse por la ranura y definir frente a Hammond. El equipo de Peter Laviolette fue muy superior en el porcentaje de faceoff con un aplastante 63 por ciento contra 37. Nashville vs Winnipeg en la 2da ronda, promete ser una serie que se puede ir a 7 partidos.

Los Penguins aprovechan errores graves en defensa de los Flyers, para ganar vibrante juego 6

Los Penguins no jugaron su mejor hockey en el partido 6, pero mostraron su chapa de bicampeón al aprovechar errores infantiles en defensa de los Flyers.

Tras el gol del encendido Couturier, los Pens respondieron con el empate a 1 de manera inmediata. Los Pens ganaron un faceoff en zona rival y el centro Valteri Filppula cometió el error de no seguir a Sidney Crosby.Tras un tiro desde la blue line, Crosby atacó la red y tomó el rebote que dio Neuvirth.

El 2-1 de Pittsburgh cayó en una jugada de Kessel en el trapecio con un pase a un sólo Carl Hagelin entrando al slot bajo. MacDonald empató el juego a 2 por parte de Philadelphia con un slap shot desde la blue line. Una gran jugada de Wayne Simmonds que recuperó el puck en las bardas junto a la portería; más tarde él haría una buena pantalla sobre el flojo portero Murray. Couturier metió el 3-0 en un breakaway y más tarde dio un gran pase con toque a Laughton para que se metiera sólo por el ala.

El 4-2 parecía definitivo para forzar el juego 7. Los Pens metieron su tercer gol con Maata manteniendo el puck en zona rival. Eso permitió la transición con Crosby y su pase a Guentzel y éste a Hornqvist que empujó el puck al entrar por la ranura. Guentzel ( de 4 goles) empató el juego a 4 tras desviar un tiro desde la blue line. El 5-4 llegó en un error de Provorov en la salida y con Kessel mandando el pase fácil a Guentzel en un 2 vs 1. El mismo Guentzel ajotó el 6-4 con un one timer desde el slot alto. Al final el marcador fue un 8-5 contundente.

Pittsburgh es un rival complicado porque aprovecha mejor que nadie en la liga los errores del rival. ganarles cuatro veces en un lapso de 15 días suena complicado.