De nuevo Madrid. Otra vez la capital de España volverá a tener dos representantes del ámbito Futbolístico en las dos finales de las competiciones europeas. El Real Madrid disputará la final de la UEFA Champions League después de eliminar a un correoso Bayern de Múnich que peleó el pase hasta el final del partido. El Atlético de Madrid tratará de llevarse otro título en competiciones europeas, esta vez en la final de la Europa League.

El Madrid sufrió

El pasado martes, el Real Madrid disputó la vuelta de las semifinales de la Champions League. El rival, el Bayern de Múnich no parecía dispuesto a perdonar algunos de los errores arbitrales del pasado y comenzó anotando el primer gol en el Bernabéu a los dos minutos del pitido inicial del árbitro.

Sin embargo, las cosas cambiarían para los blancos cuando Benzema remató de cabeza un centro desde la banda izquierda que igualó el encuentro antes del descanso.

Ya en El Segundo tiempo, el Bayern de Múnich comenzó de mala manera en la reanudación. El portero alemán cometió un error al no despejar una cesión de la defensa bávara y la pelota le llegó, de nuevo, a Benzema que remató con la portería vacía a gol. Un error imperdonable que, tras el partido, supuso las críticas de todo el mundo del fútbol por la importancia del desenlace. Ese tanto significó el 2-1 a favor Del Real Madrid. Sin embargo, el Bayern no parecía dispuesto a rendirse y terminó empatando el partido después de varias ocasiones de peligro. James Rodríguez anotó el 2-2, aunque no lo celebró por respeto a su antigua afición durante varias temporadas.

El gestó arrancó algunos aplausos en el Santiago Bernabéu.

Quedaba tiempo para un gol más que hiciera que la eliminatoria se decantara por el lado alemán, sin embargo nunca llegó y el Madrid se plantó en una nueva final de la Champions League. Y ya son tres finales seguidas, algo que nadie había conseguido todavía en este nuevo formato de la competición.

El Atlético también está cerca de otra copa

Los del Cholo Simeone no se quedan atrás en Madrid. Después de varios años de sequía en los que las finales europeas se estancaron, el Atlético ha vuelto a alcanzar el paso previo a la ansiada copa de la Uefa, ahora llamada Europa League después de los cambios en el formato. El Atlético comenzó bien el partido, asentando de forma contundente frente un Arsenal que necesitaba un gol si quería pasar la eliminatoria. El 1-1 de la ida cosechado en Londres servía a los rojiblancos [VIDEO], que no dudaron en aguantar el resultado y esperar a encontrar alguna contra en la que rematar a los de Wenger.

Finalmente, las opciones del conjunto inglés se terminaron cuando Diego Costa, cerca del descanso, remató a puerta un disparo con la izquierda y anotó el definitivo uno a cero. El marcado no se movería más en todo el partido y el Atlético consiguió alcanzar una nueva final que llevaba esperando muchos meses tras el fracaso en la Champions League, allá por el mes de noviembre.

Las finales europeas

Atlético de Madrid y Real Madrid se enfrentan por separado, aunque al mismo tiempo juntos, a un nuevo reto europeo. La obtención de estos trofeos para cada uno de los equipos supondría convertir a la ciudad de Madrid, la capital de España, en la reina del fútbol europeo y, por lo tanto, del deporte mundial. Además, si ambos equipos ganan sus partidos los veremos enfrentados de nuevo en otra competición diferente: la Supercopa de Europa. Esta competición que enfrente al campeón de la Champions y al vencedor de la Europa League podría volver a hacer que los dos equipos de Madrid [VIDEO] tengas que volver a verse las caras en un campo de fútbol por la conquista de otro título.