Hace unos años, Carlos Peña, conocido como el Gullit, pintaba para grandes cosas, era un jugador que en el León hacia la diferencia, movía el equipo, era un referente con los esmeraldas, equipos con el que fue campeón inclusive ganándole una final al América de México de la Liga MX [VIDEO].

El Gullit era pretendido por todos

Peña estuvo en la mira de equipos como el América, en Pachuca querían que regresara, pero el equipo que más intentó llevar a los filas fue el de Chivas Rayadas, los tapatíos lucharon por los servicios del tamaulipeco, hoy con 28 años de edad, es relativamente joven y todavía le queda bastante camino por recorrer, efectivamente llegó a Guadalajara, convirtiéndose en una de las decepciones más grandes en la historia del club.

Indisciplina su gran pecado

En el primer torneo tanto dirigentes, como cuerpo técnico lo quería afuera del equipo, sus actos de indisciplina, su bajo rendimientos en el campo de juego, sus salidas nocturnas y los medios que hacían las delicias de los lectores con los chismes que el Gullit con sus excentricidades generaba, fue minando un camino que parecía lleno de éxito en Guadalajara, para terminar en decepción total.

Ahora queda que los clubes, Rangers de Escocia y el la Máquina Cementera de la Liga MX [VIDEO]se pongan de acuerdo, ya que al jugador le quedan aún seis meses de cesión, por lo que es posible que se lo tengan que dejar un semestre más, porque ni el Rangers lo quiere, Ricardo Peláez [VIDEO] y Caixinha informaron al jugador que ya no seguía.