5

Las Grandes Ligas no dejan de sorprender en la temporada 2018. Los Atlanta Braves están cerca de los Mets en el Este de la Nacional. Los Braves han tenido un buen mes de abril dejando además lejos a los campeones divisionales Nationals. No es sólo el hecho de que el gran prospecto Ronald Acuña esté descosiendo la bola en su primera semana en las Mayores. Es el cúmulo de otros jugadores como Dansby Swanson [VIDEO](ex primer pick del Draft de Arizona), que están bateando lo que se esperaba desde que llegaron al nivel más alto.

Es curioso que dos rivales del Este de la Nacional, estén pasando por procesos tan similares de reconstrucción.

Igual que los Braves, los Phillies tienen un brazo veterano como el de Jake Arrieta que ha comenzado campaña, como el ace que era en los Cubs. Pero los Braves han sido la nota por el hecho de debutar al fenómeno Ronald Acuña, en la semana pasada.

Los Braves tienen la ayuda de la sangre nueva para sorprender en el viejo circuito

Snitker como emergente en la s dos pasada campañas ha sabido llevar a los jóvenes, que por mucho tiempo vio en AAA. Inclusive el año pasado con la presión de abrir un nuevo parque y no tener figuras. El equipo me gusta mucho porque tiene un cuarto bate como Nick Markakis. El ex Oriole (.304) es un lujo como veterano y que siempre ha sido un bate subestimado en todos sus años en MLB. El venezolano center fielder, Ender Inciarte había iniciado la campaña como el buen leadoff, pero Snitker supo que hacer cuando cayó en un slump.

Snitker cambió a Inciarte al 9no puesto en el orden y puso al camarero Ozzie Albes como leadoff. Ambos peloteros vieron mejorados sus números recientemente.

En tercera base, el prospecto panameño, Johan Camargo, ha hecho un buen trabajo (.294). Camargo pudo recuperar su puesto en 3B después de una lesión. El utility veterano, Flaherty, inició caliente la temporada y pudo suplir de buena manera su ausencia. El canadiense Freddie Freeman sigue siendo la cara de la franquicia (4 HR y 19 remolques). En la última semana, Freeman, batea para un groso .400 producto de 7 extra bases y 5 remolcadas.

El parador en corto, Dansby Swanson, por fin está poniendo su madero a punto con su siempre confiable guante. La clave de la mejora de Swanson ha sido un swing más potente conectando más duro la bola y mejor promedio contra pitchers derechos. En la rotación, los Braves tienen el gran slider del ace colombiano Julio Teherán. Pero falta ver que tanto pueden madurar brazos de granja como los de Sean Newcomb, Mike Foltynewicz y ahora el recién debutante Sokora.

El récord de 16-11 a un juego y medio de los Mets en el Este, no es sorpresa. El bullpen todavía deja dudas a pesar de brazos lanzallamas como el del cerrador Vizcaino. El joven A.J. Minter les ha ayudado como un brazo adicional de fuego para ponerle la mesa al cerrador.

Los D-Backs llegan a 9 series ganadas en la temporada

Los Arizona Diamondbacks ya llevan 9 series ganadas y sumaron a los Nationals a su lista de víctimas. Los Snakes de Lovullo son el primer equipo de las Mayores en 111 años en comenzar una campaña con 9 series ganadas en fila. Lo más sorprendente de los D-Backs, no sólo ha sido el despertar ofensivo de Nick Ahmed, pero también el que no hayan resentido las ausencias de pitchers como Robbie Ray o en ofensiva de talentos especiales como el antesalista Jake Lamb. La racha de 9 series seguidas ganadas iguala en la corta historia de los D-Backs a las seguidilla de series ganadas en 1999 y 2007. AJ Pollock sigue gozando de un gran momento como el cleanup de los Cascabeles. El lunes tuvo 3 HR contra los Dodgers en Chase Field.

Sir Didi ayuda a que los Yankees ya respiren en la nuca de los Red Sox

Si bien Charlie Morton le dio 10 barras de cacao a los Yankees [VIDEO], para acabar la racha de 9 victorias, Sir Didi sigue siendo el bate más temible en lo que va de temporada. El holandés batea un grueso .327 con 10 HR y 30 carreras empujadas. Al igual que en Nueva York con Curtis Granderson, en el Bronx parecen ya acostumbrados a componer peloteros para volverlos sluggers. Gregorius batea arriba de 400 en casa y tendría todavía mejores números si elevara su bateo en la carretera (.206). Los Yanks ya están a 3 juegos de Boston en el Este tras un lento inicio de los Mulos de Manhattan.