Con Toluca como el claro favorito, incluso por decreto presidencial, como a algunos les gustaría decir, la Liguilla de la Liga MX comienza su carga inevitable con los mendigos habituales que llegaron a esta coyuntura con menos del 50 por ciento de los posibles puntos, como Tijuana, Pumas y Morelia.

Los Diablos del Toluca favoritos

Todos los ojos están puestos en cómo los Diablos Rojos [VIDEO] pueden mantener su nivel de juego, la sensación de urgencia en Club América, la dentadura torcida de Tigres y la creciente deuda de Monterrey. También incluimos a Santos, a pesar de que ganó solo uno de sus cinco partidos previos.

Hernán Cristante estaba ciertamente en peligro de perder la cabeza, después de ganar solo nueve puntos en los primeros siete partidos, con extrañas derrotas ante Puebla y León.

Desde entonces, Toluca fue capaz de ganar nueve juegos seguidos, hasta la derrota del viernes en Tijuana, en un partido para olvidar en el que no registró tiros a puerta y solo ganaron dos tiros de esquina.

Cristante el artífice

El dominio de Cristante [VIDEO] del "infierno" es evidente, especialmente cuando se trata de manejar jugadores con un historial de problemas de conducta, "ángeles" como Rubens Sambueza, Angel Reyna y Luis Enrique Quiñonez. El histórico ex portero de Toluca ha alcanzado la madurez absoluta en la gestión de un equipo, las situaciones estresantes y la reacción estratégica.