5

En los últimos años en la NHL, ganar el President's Trophy no te asegura nada en los playoffs. Dos años seguidos, los Capitals dilapidaron una gran temporada. Este año fueron los Nashville Predators los que cayeron en la maldición. Cuatro de los últimos 5 equipos en liderar la liga en puntos, han quedado fuera sin llegar a la final por la Stanley Cup. Todos esos cuatro, eliminados en la 2da ronda. Sólo los Blackhawks de 2013 de Joel Quenneville pudieron ganar la Copa. Los Winnipeg Jets alargaron esa maldición con una contundente victoria de 5-1 en Nashville en el Juego 7.

El equipo de Paul Maurice fue de los peores el año pasado y este año fueron un equipo sólido en la Conferencia Oeste [VIDEO].

Segundos solamente detrás de los Nashville Predators. Y que decir que en casa fueron casi imbatibles. Los Jets siempre mantuvieron el control en la serie a pesar de que se haya ido a 7 juegos. Ambos equipos jugaron mejor en rink ajeno. El juego 1 de la serie pudo ser la diferencia. Ese juego fue el único donde se vio a unos Predators superiores y con el doble de tiros que Winnipeg. Ese partido se lo llevó Winnipeg con contundencia a pesar de ser superados ampliamente.

La serie luego fue un toma y daca con el equipo visitante saliendo avante. El juegazo del novato Kyle Connor en Nashville en el juego 5 ayudó a los Jets en un 2do periodo tremendo. En el juego 6 y el juego 3, los Preds jugaron con shifts cortos, gran forecheck y anotando rápido para poder establecer mejor el aparato defensivo jugando un ejemplar juego de visitante.

Fue la única manera en que desesperaron a Byfuglien, Laine y compañía. En el juego 7 y como en el hockey en cualquier nivel, el portero es vital. Pekka Rinne de candidatura al Vezina Trophy, se pasará toda la temporada muerta analizando que pasó mal en el juego 7 donde permitió dos goles rápidos y dos goles malos.

Pekka Rinne le abrió la puerta a Winnipeg en el primer periodo con los goles de Myers y Stastny

El partido comenzó con los Jets más decididos y con gran forecheck. La diferencia entre los dos equipos en la serie de visita, es que los Jets siempre tuvieron un poco más de ofensiva. Nikolaj Ehlers fue clave en el primer gol protegiendo el puck de espaldas y mandando un pase backhand a Myers [VIDEO]que venía haciendo la pasada por el ala. Ehlers de gran velocidad es un jugador que también le puede dar esa pausa a las jugadas. Myers disparó yendo al crease pero Rinne dejó escapar el puck a pesar de que tenía cubierto por completo su palo. El puck pasó a lado de su pad para que se metiera a la red.

Un mal gol admitido por el finlandés a los 11 minutos del primer periodo.

Más tarde el ex Blue, Paul Stastny, se fue al trapecio en una carrera contra el defensa. Un buen forecheck y pudo rematar dos veces con un backhand para el 2-0. Rinne paró el primer intento con su guante y el segundo ni supo por donde entro al estar mal colocado. Cedió mucho de su primer palo para el gol. Nashville cerró la distancia con un powerplay gracias a un slap shot tremendo de P.K. Subban.

Los Jets dejaron en sólo 6 tiros a los Predators en el 2do periodo

El 2do periodo, fue el peor de todos los playoff para los Preds. Sin poder tirar en casi todo el periodo y sin gas en sus skates. Saros que entró por Rinne tras los dos goles salvó muchas opciones. Los Jets con gran forecheck y con tiros francos al mandar pases desde el trapecio al slot bajo. El 3-1 a 2 minutos de acabar el tercer periodo fue una daga brutal. Kyle Connor con su habilidad se fue sólo hacia el slot. Eso provocó un rebote de los defensas y Blake Wheeler como buen veterano dio el pase rápido al círculo de faceoff a Mark Scheifele. Esa jugada salió gracias a un tiro bloqueado de Kyle Connor y el goalie Connor Hellebuyck (36 salvadas) parando un tiro lejano y desvío de Ryan Johansen. De las pocas pantallas de los Preds en el 2do periodo.

Stastny dio la última estocada a Nashville con gol en power play en el 3er periodo

Stastny tuvo 2 goles en el juego 7 (3 puntos con 1 asistencia) y 10 puntos en total en la serie. En el tercer periodo, los Preds aumentaron la cuota de tiros pero Arvidsson, Forsberg, Josi, Subban y compañía estuvieron poco acertados. El 4-1 cayó en power play con slap shot de Laine y Saros dio rebote para el tip de Stastny por el five hole. La final del Oeste espera.