La selección nacional de fútbol logró la clasificación a los octavos de final del Mundial de Fútbol en manera casual. Aunque perdió en contra de Suecia, el histórico resultado del partido entre Corea del Sur y Alemania (que quedó fuera de la competencia por primera vez en 16 participaciones) ayudó a los mexicanos a que pudieran seguir adelante.

Así pues el equipo entrenado por Juan Carlos Osorio está en la ronda de eliminación directa, como segundo clasificado de su grupo, y ahora tendrá que medir sus verdaderas capacidades. No habrá juego matemático que valga.

Sin embargo, hay quienes recuerdan que en los Mundiales pasados quienes no han tenido un buen desempeño en la primera ronda, dan lo mejor de sí a partir de los octavos, cuando la eliminación es directo.

A partir de ahora es todo o nada. Hoy comienza definitivamente otro Mundial.

Brasil, Suiza o Serbia, los posibles rivales

Los posibles rivales de México en esta nueva fase que comienza en la Copa del Mundo podrían ser Brasil, Suiza o Serbia. El equipo de Brasil tendría que ganar y Suiza no lo debería superar en la diferencia de puntos por anotaciones. Sólo de ese modo, los mexicanos podrían buscar el pase directo al quinto partido con la que es una de las grandes potencias del fútbol a nivel internacional, Brasil, equipo favorito para coronarse como campeón.

Asimismo, siendo México el segundo equipo clasificado del grupo F, se podría presentar un choque en el campo con la Serbia, como resultado de un triunfo de los europeos encima de los brasileros, y de Suiza ante el equipo de Costa Rica.

Vídeos destacados del día

Otra opción es el juego México contra Suiza. En este escenario, el equipo de los suizos tendría que ganar en contra de Costa Rica para poder superar la diferencia de puntos por anotaciones con Brasil, que cuenta con la ventaja de +2 por el +1 de Suiza. Asimismo, tendría que esperar que los jugadores entrenados por Tite no salgan airosos del partido.

El drama de los alemanes, eliminados

Si la alegría de los mexicanos por haber pasado a los octavos de final del Mundial de Fútbol es incontenible en todo el mundo, la tristeza de los alemanes no tiene precedentes. Es la primera vez que el equipo de Alemania queda fuera de la competencia en la fase inicial de los grupos. El técnico, Joachim Löw, confesó que está en shock.

En una entrevista declaró que “este adiós al Mundial es muy decepcionante". Löw no quiso adelantar qué pasará con su futuro, luego del desastre que puso en campo. Se trata de una actuación “enormemente decepcionante" y el hecho de que no hayan superado la fase de grupos es justa, ya que no merecían seguir adelante.

Löw, quien tiene 58 años de edad, dijo que le pareció increíble todo lo ocurrido: “Necesito al menos un par de horas. Declarar cualquier cosa en este momento es prematuro. Ha sido una gran decepción. Nos preparamos de la mejor forma, queríamos jugar bien para romper con esa maldición del campeón, pero no lo logramos. No sé por qué. Es el momento de analizarnos para saber lo que ocurrió”.

Löw cuenta que está sorprendido porque ellos sabían cómo iban a desplazarse los jugadores surcoreanos. El plan era defender bien y en contragolpe. Sin embargo, las perdidas repetidas del balón no ayudaron a desarrollar la táctica, dando como resultado la descalificación.

“No es momento de dar declaraciones sino de estudiar qué pasó – dijo Löw – pero no creo que comience una mala racha para el fútbol alemán. Hasta hace poco jugábamos en manera regular, y logramos ganar varios títulos importantes como el la Copa del Mundo en el año 2014 y la Copa Confederaciones en el año 2017. Contamos con buenos jugadores que son jóvenes y eso es un gran potencial que hay que explotar. Lo que nos pasó es algo que han vivido otros equipos. Puede pasar”.