Jornada histórica para los mexicanos. Incluso quienes no son amantes del fútbol, hoy se emocionaron. Gracias al resultado obtenido por el equipo de Corea del Sur, que eliminó a los alemanes con 2 goles a 0 (aunque ya estaban fuera del Mundial), México sigue adelante en la Copa del mundo.

Los fanáticos mexicanos festejaron lo ocurrido, dando el reconocido mérito a los surcoreanos. De ese modo, el equipo nacional de México quedó en el segundo lugar en el cuadro, detrás de Suecia, y pasa a los octavos de final (en vez de Alemania). En los estadios en Rusia los fanáticos abrazaron y celebraron con los coreanos. Pero el festejo no quedó allí.

En Ciudad de México, los fanáticos se presentaron frente al consulado de Corea del Sur, y le rindieron un caluroso agradecimiento al cónsul surcoreano, Byoung-Jin Han, alzándolo en brazos y ofreciéndole un trago de tequila. “Hermano, coreano, ya eres mexicano”, gritaban los presentes.

Las escenas de alegría se han vuelto famosas en las redes sociales. Y es que los mexicanos, como buenos latinoamericanos, saben aprovechar cada ocasión para convertirla en una verdadera y auténtica fiesta. Lo que ocurrió hoy quedará para la historia, por lo que hay que celebrarlo a la grande.