La fiesta

La revista TVNotas, especializada en notas de entretenimiento, tuvo la destreza -como acostumbra- de estar al pie del cañon en todo lo que pueda ser motivo de escándalo o morbo por parte de la gente.

En esta ocasión publicó la famosa fiesta de despedida que se dieron algunos de los integrantes de la Selección Mexicana de Futbol, luego de ganar por 1-0 a su similar de Escocia en el Estadio Azteca.

Los jugadores que asistieron son Guillermo Ochoa, Jonathan y Giovani Dos Santos, Marco Fabián, Carlos Salcedo, Héctor Herrera, Raúl Jiménez y Jesús Gallardo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

La famosa fiesta que se llevó a cabo en una casa de las Lomas de Chapultepec duró hasta el amanecer.

En esta “fiestecita” en donde se dieron cita 30 mujeres de buen vestir de las llamadas “Escorts”, damas que suelen acompañar a los caballeros en fiestas, reuniones y relaciones íntimas, también hubo por supuesto alcohol y alegría [VIDEO].

La Federación Mexicana de Futbol con un pensamiento muy “amplio y moderno” asegura que ninguno de los jugadores que asistieron a dicha fiesta será castigado, debido principalmente a que los jugadores se encontraban en sus tiempos libres [VIDEO] y no bajo la concentración del equipo.

Ante tal fiesta la prensa nacional e internacional no ha dejado de expresar sus comentarios en torno a este evento.

El festejo

Estamos totalmente de acuerdo en que cada persona es muy libre de hacer lo que desee en sus tiempos libres, es decir fuera de sus horas laborales, sin embargo lo que llama la atención es el actuar de estos jugadores.

Para empezar, el desempeño futbolístico como equipo que han presentado a lo largo de la era de Juan Carlos Osorio, ha sido bastante deficiente.

El hecho de obtener un triunfo contra un equipo europeo que no necesariamente es la mejor potencia mundial, no significa que los resultados se estén dando.

Vídeos destacados del día

Falta de técnica, mala concentración, jugadas de pizarrón mal realizadas y ahora el actuar de los futbolistas, dejan muchas dudas en torno al papel que harán en la próxima Copa del Mundo Rusia 2018.

La Selección Nacional de México cuenta hoy con uno de los grupos de jugadores internacionales más importantes de los últimos años.

Ellos son estrellas en sus respectivos equipos y ciudades debido principalmente a la excelente calidad de resultados, jugadas y goles que realizan en su temporada regular.

Entonces preguntamos ¿Qué pasa dentro del seleccionado que cuando juegan juntos, lo hacen muy mal?

¿Acaso está la selección como para festejar?

La selección no termina por convencer y lo que veremos el próximo 17 de junio en su juego contra Alemania, será la prueba de que no ha existido el trabajo adecuado.

Las consecuencias

Por lo pronto el jugador Héctor Herrera ha tenido que pedir un permiso especial para dejar la concentración de la selección para atender asuntos personales.

Seguramente Herrera ha tenido que ir a aclarar la situación de la famosa fiesta a su familia, para evitar un problema mayor.

¿Acaso este tipo de conflictos familiares no afectan el rendimiento de cualquier jugador?

Mientras el director técnico de la selección de Alemania Joachim Löw, ha impuesto estrictas medidas a sus jugadores como la de no usar redes sociales, no sexo ni alcohol, en México tanto Osorio como la Federación permiten, aceptan y fomentan todo lo contrario.

Los futbolistas son ejemplo para la niñez, quienes sueñan con algún día portar el uniforme de su equipo favorito o el de la selección mexicana, es por ello que el actuar de estos seleccionados es altamente criticable en tiempos del pre-mundial.

¿Qué mensaje están enviando a la juventud estos caballeros? ¿Les interesará o solo juegan por dinero?