3

Nick Markakis siempre ha sido un bateador productivo, pero esta campaña con los Braves está llegando a niveles insospechados. El ex Oriole, siempre ha sido de esos bates subestimados en la liga. Markakis es 2do en la NL en promedio con .326. El jardinero derecho de Atlanta lleva pocos HR (8) pero respetables 50 remolcadas [VIDEO] en la campaña.

El de Glenn Cove en Nueva York, se fue de 4-3 el pasado martes con doble y remolcada (en la victoria de Atlanta sobre los Mets). Markakis ha tenido varias rachas dando de hit en el 2018 pero ahora goza una de sus más dulces. Nick ha tenido por lo menos un hit en 10 de los últimos 11 juegos que ha disputado.

En esa seguidilla donde de imparable, suma 4 dobletes, 1 HR y 6 remolcadas. El buen paso de Atlanta en el Este de la Nacional se refleja también en sus 8 carreras anotadas en ese laps. Freddie Freeman es alguien que junto a Ozzie Albies ayudan mucho a esa ofensiva.

Markakis siempre ha sido un bate consistente en las Mayores

Nick Markakis siempre fue un jugador productivo en ofensiva. Lo que le pasó a Markakis, fue que jugó en esos años de vacas flacas de los Baltimore Orioles antes de que llegará la época de Buck Showalter en 2010. Markakis pudo gozar de 5 años con un equipo de playoff o contendiente. Aún así nunca ha sido objeto de mucha tinta en los diarios cuando se habla de sus consistencia. Markakis siempre fue conocido por su gran cuero

Este año con Atlanta (con los Braves desde 2015), todavía esta lejos de llegar a 20 HR, pero podría tener su primera campaña desde 2008 con 20 vuelacercas y .300 o más de promedio.

Vídeos destacados del día

El right fielder dos veces ganador del Guante de oro (2011, 2014), es 9no en la NL en remolcadas con 50. Markakis ya acumula 102 hits en 2018 con jugosos 25 dobletes. Lo más sorprendente es que aún cuando se pone abajo temprano en las cuentas (0 bolas 1 strike), está bateando un exhorbitante .429 de promedio.

Markakis batea arriba de .300 sin o con corredores en las bases. El manager Snitker lo ha puesto como cleanup en el lineup y eso ha ayudado aun más que el equipo sea productivo con la sangre joven como Albies o Acuña Jr como 1 y 2. La cara de la franquicia, Freddie Freeman como 3er bate, se ha beneficiado aún más con Markakis como 4to bate. Además de todo es de hierro; salvo 2012 Markakis no se ha perdido más de 7 juegos en una campaña de 162 encuentros.

Markakis ha podido batear de gran manera debido a que ha aumentado su porcentaje de líneas a 28%. Esa es la mejor marca en su carrera en ese rubro. Muchos bateadores han aprovechado el ángulo perfecto para batear más elevados y así elevar sus números de HR y extrabases.

Markakis lo ha hecho con su enfoque de batear más líneas y de cambiar su mecánica de bateo. Antes tenía un pequeño paso con sus dedos pero desde que llegó a los Braves da un paso más largo. Eso también le ha ayudado a hacer un contacto mucho más fuerte. El hecho de que ha hecho más swings a pitcheos dentro de la zona, se debe a su paciencia y madurez para no ponerse en desventaja y poncharse a pitcheos afuera.

Otras noticias en las Mayores:

El joven de 19 años, Juan Soto de los Nationals, está haciendo méritos para ser el novato del año en el viejo circuito. El bateador siniestro ha ayudado a Washington [VIDEO]con las múltiples lesiones en el outfield. Soto (.336, 7 HR y 18 remolcadas) es la nueva sensación en las Mayores. En 35 partidos, ya tiene 23 bases por bola y si los HR que ha dado venden, es su buen ojo y madurez en el plato para trabajar cuentas lo que ha llamado la atención.

No sólo son sus 2 HR que tuvo en Yankee Stadium, para ser el 4to pelotero adolescente en tener 2 HR en un mismo partido. Soto no se vio asustado por subir al equipo grande, a pesar de sólo 8 juegos experiencia en Doble A. Soto no sólo tiene un gran swing como dice el gran coach de bateo de los Nats, Kevin Long. Sus HR han sido a la banda contraria y mucho de eso se puede atribuir a que revisa mucho video. No muchos jóvenes a esa edad en ligas menores o de 24 o 25 años en MLB, revisan tanto video.

Inclusive en el pasado, su velocidad en las bases era bajo el promedio y ahora está por encima. Ya no muchos recuerdan que Howie Kendrick o Adam Eaton (que ya regreso) estuvieron ausentes. Soto es de las nuevas caras del béisbol en el más alto nivel.