5

UFC 226 en la T-Mobile Arena en las Vegas, fue de las mejores carteleras en lo que va del año. Daniel Cormier solidificó su lugar en esa mesa, donde brindan los mejores en la historia en las MMA. No sólo es unirse a Couture, Penn, McGregor o GSP como campeones en dos divisiones. Es el hacerlo con un título de manera simultánea; algo que sólo hizo el Notorious en el pasado. Cormier es ahora campeón de peso pesado, sumado a su cetro semicompleto.

Cormier salvó dos derrotas vs Jon Jones (una invalidada) está invicto en su carrera. La división [VIDEO] de peso semicompleto en la UFC; ha sido dominada por DC en los últimos años.

Victorias ante Anthony Rumble Johnson o Alexander Gustaffson corroboraban su dominante curriculum en ese peso. No muchos recuerdan que Cormier inició su carrera como peso completo, donde tuvo récord de 10-0 y noqueando a hombres como Barnett, Mir, Nelson o Big Foot Silva.

Normalmente cosas buenas les pasan a gente que obra bien. Un ejemplo dentro y fuera del octágono, que además tiene carisma y es un gran comentarista. Stipe Miocic llegaba como un gran campeón (3 defensas para ser récord en los pesos pesados). Stipe venía de noquear a Werdum para ganar el título y luego grandes defensas ante Overeem, Cigano y la sensación Ngannou. La llamada SuperFight es algo que no sólo era propaganda; realmente un sueño hecho realidad para los fanáticos. Al final DC Cormier logró una hazaña a sus 39 años.

Vídeos destacados del día

El striking saliendo del clinch de Cormier dio el TKO perfecto a Miocic

La pelea estelar fue electrizante, a pesar de sólo durar casi un round entero. Cormier empezó como siempre de menos a más. DC se vio lento, al estar en un peso que no es el suyo. Miocic con su pulido striking y buen footwork, empezó mejor y yendo al frente con todo con golpes de alto octanaje. Los dos con grandes background de wrestling, se trenzaron en el clinch. Stipe cometió el error de ir al clinch tan temprano y no entrar y salir tanto.

Cormier con su dirty boxing en el clinch y saliendo de éste siempre ha sido muy peligroso. Cormier ya había avisado antes del TKO, que podía dañar a Miocic. Fueron muchos golpes que se comió el campeón en la media distancia. Al ir al clinch y tratar de cambiar esa inercia, se comió un corto gancho de derecha que le bajó el switch. El campeón cayó a la lona y siguieron golpes de martillo del retador para el ground and pound final. Un TKO para el recuerdo.

Lesnar se encaró al final con Cormier en una pelea, que se dará posiblemente a inicios de 2019.

Brock vende pero hay oros peleadores en la división, como Volkov o Blaydes que deberían recibir primero esa oportunidad. Eso si DC Cormier ya se sienta en la mesa de los inmortales de las MMA.

Otras peleas en la cartelera: Perry y Felder dieron una guerra para el recuerdo

Perry no enfrentó a Yancy Medeiros, pero sí a un gran reemplazo como el Irish Dragon, Paul Felder. La pelea debió ganar al mejor combate de la noche, pero no obtuvo bono. El primer round fue una gran demostración de striking de ambos. Inclusive el choque de cabezas que los hizo sangrar respectivamente, pasó casi desapercibido. En el 2do round, Perry cambió el combate con un recto que le abrió la ceja a Felder; un hematoma tremendo también se formó en la frente de Paul. La sangre en el rostro del Irish Dragon dejó una imagen dantesca.

En el 3er round, Perry fue el más agresivo y dañó más con su striking en la corta y media distancia. Además mezcló dos takedowns para llevarse la pelea. Una decisión dividida que debió ser unánime. De cualquier manera, una pelea en el peso welter para el recuerdo.

Anthony Pettis pudo rendir a Michael Chiesa con un hermoso triangle armbar. Pettis [VIDEO] pudo ganar la pelea, al conectar un recto en el 2do round, que le abrió las posibilidades de sumisión. Chiesa quiso ir por un derribe para descansar pero Pettis optó por su guillotina frontal. De allí hizo una bella transición a una sumisión de ensueño como el armbar triangle. Pettis quiere volver a ser el de antes en el peso ligero.

En otras peleas, Derrick Lewis derrotó con pocas patadas a un decepcionante Francis Ngannou. Una pelea de peso pesado que fue una píldora para dormir. En pesos semicompletos, Rountree Jr. noqueó con un recto al favorito legendario kickboxer turco, Gohkan Saki.