5

Siempre es difícil terminar ciclos, sea en cualquier ámbito de la vida. En el fútbol, el día de hoy Cristiano Ronaldo dijo adiós al Real Madrid. Una casa a la que llegó hace 9 años para dejar una marca sin igual. Es raro ver ese 2009 con Ronaldo siendo presentado, ante un pletórico Santiago Bernabéu con las 9 Copas de Europa y Don Alfredo también para recibirle. Un fichaje de 96 millones llegando del Manchester United; grandes expectativas que fueron rebasadas al por mayor. Muchas veces ese tipo de fichajes no resultan, pero Ronaldo en el Madrid fue éxito y más.

Ronaldo portó esa campaña el mítico 9 de Di Stéfano, porque otra leyenda blanca como Raúl tenía el 7.

Después usó el 7 de Raúl y lo que siguió es historia. No son sólo sus 450 goles para ser el mayor goleador en la historia del club. No son las 4 Champions en 5 años y tres consecutivas. Es el hecho de que con él, Florentino Pérez puso en marcha en 2009 el proyecto para que el Madrid recuperará ese brillo perdido, ante la mejor etapa de su némesis. Ronaldo fue la punta de lanza dos fichajes más para recuperar el trono. Hoy 9 años después el Madrid está en una era dorada, que no era la suya y regresando todo a su debido sitio.

Ronaldo se va del Madrid como la máxima leyenda blanca junto a Don Alfredo

Cristiano siempre polémico, pero competitivo se va del Real Madrid con 44 goles en 44 partidos jugados en la pasada campaña. Un devorador del área que tuvo su primer gol en 2009, contra el Deportivo La Coruña jugando en casa.

Vídeos destacados del día

La envidia siempre rondó en cuanto a su carrera al comienzo en el Madrid, al decir que sólo anotaba goles por racimo, ante equipos de media tabla de la Liga. Que desaparecía en los juegos importantes. Cristiano siguió callando bocas. Goles que valieron títulos como su cabezazo enorme en Mestalla, contra el Barcelona en la gran final de la Copa del Rey de 2011.

También en la campaña 2012, cuando Ronaldo con el Madrid de Mourinho aseguró su primera Liga con un gol recordado en el Camp Nou, al calmar a la afición culé. Cristiano luego sumó su primera Champions en 2014 culminando años de frustración y obsesión merengue por La Décima. Ronaldo marcó en la final de penal vs el Atlético, pero su aporte en las llaves previas contra el Schalke, Dortmund y Bayern quedó para el recuerdo. El Bicho se volvió el máximo goleador en la historia de Champions bajo la playera blanca. Además de ser pichichi de la misma 8 veces (7 con el Madrid). Lo bueno que no era decisivo.

Ronaldo se va con 44 hat tricks con el Madrid siendo el más recordado sus 3 goles vs el Wolfsburgo en los cuartos en el camino a la Undécima.

Ese mismo año en Champions en fase de grupos, superó a Raúl como el máximo goleador del Madrid con un gol ante el Malmo en Suecia. En el año de la Duodécima se encargó de meter 5 goles al Bayern en cuartos y 3 al Aleti en semis. Y en la final marcó dos goles decisivos a la Juventus (su ahora club).

Poco a poco, Cristiano se fue dosificando y la influencia de Zidane fue clave para que llegara a tope al final de la campaña. En el año de la Trigésima, marcó 15 goles y se llenó de goles. CR7 marcó dos al PSG en octavos y 3 a la Juventus, en cuartos con su recordada chilena.

Cualidades sin igual y hoja de vida llena de logros

Cristiano lo tiene todo. En el comienzo de su era blanca era regateador y luego se fue adecuando a ser un jugador más de área. Velocidad sin igual, gran primer toque y control e inigualable tiro de media larga distancia. O sus cabezazos letales. El jugador perfecto y más completo. Nadie se cuida más que él y eso se demuestra que a sus 33 años sea todavía decisivo. Lo mejor es que con su carta y la del club, Cristiano no se fue por la puerta de atrás, como otras leyendas de Chamartín.

En total fueron 16 títulos, los que ganó Cristiano con dos Ligas, dos Copas del Rey y 3 botas de Oro. Además de 3 Mundiales de Clubes y los 4 Balones de Oro más dos FIFA The Best para dejar en claro, que es el mejor de su era y de la actualidad. Ronaldo también consiguió 3 SuperCopas de la UEFA y dos SuperCopas de España. Una de ellas con su recordado gesto de enseñar la playera a la grada. Se va con 119 asistencias mostrando su capacidad de no ser egoísta como muchos erróneamente le tildan. El Real Madrid queda en paz con Cristiano y CR7 con el Madrid. Hasta luego, comandante.