Las semifinales del Mundial Rusia 2018 ya están definidas, el grupo de 32 selecciones se redujo a solo cuatro y el día de hoy. La joven Inglaterra se une junto con Croacia y están en la antesala de la gran final, habrá nuevo campeón del mundo este año y saldrá de entre Francia, Bélgica, Inglaterra o Croacia.

Inglaterra 2 y 0 Suecia

Los ingleses, campeones de fútbol del mundo en 1966, siempre son favoritos en cualquier justa deportiva y más si se trata del deporte que ellos mismos inventaron, el fútbol. Este año se presentó un recambio generacional importante en el equipo inglés, quedaron atrás los bastiones, los veteranos como Weyne Roney, que cargaron al equipo por años.

Ahora un grupo de jóvenes e inexpertos jugadores están dando la campanada en el Mundial Rusia 2018.

Bajo el lema "Football´s comming home" o "el fútbol vuelve a casa" fue doblegando a una Suecia compacta y bien estructurada atrás, poco a poco, Inglaterra fue ganando terreno en el campo, no con un juego espectacular pero sí con una idea clara de juego, un orden, una disciplina que los llevó hacia el área rival.

Southgate repitió la misma alineación, que eliminó a Colombia en los octavos de final, con Walter, Stones y Maguire formando un buen trío de centrales, Trippier y Young como potentes carrileros, Henderson, Alli y Lindgard encargados del centro del campo, recuperadores y pasadores para la delantera formada por Sterling y el goleador del torneo Kane.

La portería defendida por el sueco Olsen se vio abatida en el minuto 30 del primero tiempo, cuando se levantó Maguire y acertó con la testa el primer gol inglés.

Vídeos destacados del día

Suecia intentó sin éxito empatar el partido, su delantero y figura Berg no estuvo fino ni contundente, mientras el equipo de veteranos suecos, que ya no estarán en Qatar no pudo más, cansados sólo resistían los embates ingleses, hasta que Dale Allí el otro mediocampista repitió la dosis para anotar el segundo y definitivo gol inglés.

Rusia 2 y 2 Croacia

El anfitrión salta a la cancha después de su hazaña, tras eliminar a España campeona del mundo en Sudáfrica 2010 en tanda de penales enfrente, Croacia que ha venido creciendo como la espuma, con jugadores que militan en los mejores clubes del mundo saltaron al campo de Sochi.

El primer gol cayó rápido, la estrella rusa Cheryshev marcó un golazo al minuto 31 de tiempo corrido, pero en una desconcentración fatal para los locales. Manduzkic empataba el marcador, tan solo 8 minutos después del gol ruso. El segundo tiempo fue dramático, llegadas por ambos cuadros, con más oportunidades por parte del equipo visitante, quien estuvo cerca de adelantar el marcador antes del minuto 90.

En la prórroga del tiempo extra los jugadores se notaban visiblemente exhaustos. Los rusos tuvieron un desgaste similar en el duelo, frente a los españoles. Sin llegadas claras por ambos equipos, llegó un tiro de esquina perfectamente rematado por Vida, al minuto 100, quien remató picado entre los rusos, impidiendo la reacción del portero Akinfeev.

Ya en el segundo tiempo extra, Croacia presionó desde arriba del campo, sin darle espacio a los rusos de acercarse, hasta que el croata Subasic metió el codo, falta que convirtiera Fernandes al minuto 115 en el segundo gol ruso de la noche. Los penaltis se acercaron en donde cualquier equipo podía ganar.

Rusia 3 y 4 Croacia

Rusia empezó con el "pie izquierdo". El héroe ante Dinamarca en los octavos de final Subasic detuvo el primer tiro, Brozovic no erró y adelantó a los croatas 0-1 en el marcador. El ruso Dzagoev empató el marcador. La alegría local se hizo grande, cuando su portero estrella Akinfeev detuvo el tiro de Kovacic, turno para los rusos y el autor del segundo gol en tiempo extra Fernandes tiró horrible hacia afuera, sentenciado a su equipo. La estrella del Real Madrid Luca Modric aventajó a su selección en un balón que, por poco, detiene Akinfeev, turno de Rusia bien ejecutado por Ignasevich. Croacia también respondió con gol de Vida. Kuzyaev mantenía la esperanza rusa con su tanto, pero el definitivo por parte de Rakitic le dio el pase a los croatas.

¡Qué gran partido! La afición rusa no tiene nada que reprocharle a su selección, quien en su país tuvo su mejor participación en la historia y llegó más lejos de que los mismos rusos pensaban.