6

Croacia es el otro caballo negro del Mundial de Rusia 2018. Los balcánicos no han jugado su mejor fútbol, desde su victoria aplastante 3-0 vs Argentina. Aún así han podido derrotar a daneses y los anfitriones rusos en dos cardíacas series de penales. Esa es la marca de un verdadero campeón torneos cortos.

Croacia ha pasado de una crisis con Ante Cacic, al estar en una semifinal de Copa del Mundo por 2da ocasión (Francia 1998). Croacia tuvo que jugarse el repechaje con la siempre pétrea Grecia, el grupo que le tocó con Nigeria, Argentina e Islandia era complicado. La goleada 3-0 a Argentina la encaminaron a creerse el potencial de su profunda plantilla.

Croacia empata a 2 con Rusia en el tiempo extra, pero prevalece en los penales

Los aguerridos balcánicos salieron con su uniforme a cuadros, pero en negro y vivos en rojo. De esas cábalas que te ayudan en torneos relámpago como este. Rusia de Cherchesov con ese rojo imperial. En Sochi, la gente vivió un partido dramático. Tal vez no el más técnico, pero sí cargado de nerviosismo digno de unos cuartos de final de Copa del Mundo.

Croacia de Dalic salió con un 4-2-3-1 con Subasic del Mónaco en puerta. Vida y Lovren en la central. Strinic y Vrsaljko en las laterales. Una media con Modric y Rakitic, pero sin el apoyo de Brozovic o Kovacic. Dos cambios de lujo, pero raro en Dalic en no jugar con 3 medios. La intención era jugar de manera agresiva con 3 delanteros delante como Kramaric, Rebic y Perisic, que estuvo como pez en el agua en la banda.

Vídeos destacados del día

Arriba solamente Mandzukic que se botó como en la Juve a la banda para apoyar.

Rusia de Cherchesov mandó un 4-2-3-1 con Akinfeev en el marco más Kutepov, Ignashevich en la central. Kudriashov y Fernandes en la lateral. Zobnin y Kuziaev en la bomba central. Adelante Samedov con Golovin como enganche. A lado de Golovin, Cheryshev y arriba sólo en punta Dzyuba. Todo el tiempo pivoteando y creando jugadas de espaldas. Además de aprovechar su juego por arriba.

Rusia comenzó con posesión y ganas con un tiro bloqueado a Dzyuba; Croacia tuvo replica con un centro de Rebic. Rusia se fue arriba con Dzyuba pivoteando y armando una pared. Cheryshev concluyó con un golazo fuera del área, al colocar el balón pegado al ángulo. Al 39 Croacia con más posesión como se esperaba, logró el gol. Perisic recuperó un balón pegado a la banda y Mandzukic se fue por el ala. Kramaric metió un buen cabezazo cruzado al centro templado de Mario.

En el segundo tiempo, Croacia tuvo la más clara en una mala salida de Akinfeev y un tiro de Perisic, que se fue al poste en esa jugada.

Rusia apostó por los penales y en el tiempo extra hubo dos goles. Cherchesov dio entrada a Smolov y sacó a Dzyuba. Gazinsky también entró para defender. Vida de cabeza puso el 2-1 pero el gran lateral Fernandes empató también con cabezazo en una falta directa. En los penales, Subasic le paró el primero a Smolov, al no irse con el tiro a lo Panenka. Kovacic falló pero Fernandes quiso poner un tiro raso, que ni siquiera vio portería. Modric y Rakitici sellaron el pase croata.

Cabezazos de Lindgard y Maguire liquidan a Suecia y meten a Inglaterra a semis

Inglaterra se hizo cargo de Suecia con el puro juego anglosajón. Centros y juego aéreo. Algo contradictorio en una selección inglesa que es joven, eléctrica, con variedad étnica y demás. Curioso que hayan definido el partido a la clásica forma inglesa. Algo que resuena en la decisión conservadora en el Brexit y que contrasta mucho con la juventud inglesa actual. Así se relacionan el fútbol y la política. Son parte de un todo en las sociedades.

Inglaterra fue la que propuso y Maguire puso el 1-0 en un tiro de esquina. Sterling fue una pesadilla para Suecia entre líneas, pero otra cosa sería si el del City pudiera decidir bien la última jugada. En el 2do tiempo, el portero Jordan Pickford fue clave al frenar abajo un cabezazo de Berg. Inglaterra apagó el fuego con una gran pared de Trippier y Lindgard, que acabó en centro del último para un sólo Alli en el área del portero. Pickford salvó do tiros más; uno de Claesson y una media tijera de Berg. Los Tres Leones están en su primera semifinal desde 1990.